Inicio » Blog » ¿Para qué sirve la domótica?
para que sirve la domotica

¿Para qué sirve la domótica?

¿Te imaginas controlar todos los dispositivos de tu casa desde tu móvil y a distancia? Hoy es posible gracias a la tecnología y, más concretamente, a la domótica. Veamos para qué sirve la domótica y cómo puede facilitarnos nuestro día a día.

La domótica es el término que le damos a todos los dispositivos dotados de tecnología con un enlace de comunicación y que nos permite controlar diferentes estancias de nuestra vivienda a golpe de clic. Sí, sí, como lo lees.

Cosas tan simples como encender o apagar la luz, pueden convertirse en tareas automáticas. Si usamos la domótica como ejemplo, podemos añadir detectores para que encienda o apague la luz si detecta nuestra presencia a partir de un horario programado.

Parece que hablamos del futuro pero no lo es, si nos lees desde tu móvil ya haces parte de la domótica.

Aplicaciones de la domótica

Como ya hemos explicado, la domótica puede hacer de tu casa un hogar inteligente. Podríamos decir que piensa solo, aunque no es del todo cierto.

Siguiendo el ejemplo de la bombilla, podemos ir más allá. Podríamos activar rutinas con las que, por ejemplo, se encendiera la luz a las 9 de la mañana justo cuando suena tu despertador. ¿Te imaginas levantarte de la cama y que el café ya esté listo? Ya existen cafeteras que pueden controlarse desde el móvil por lo que no es imposible.

Pero no sólo se aplica a luces y electrodomésticos, también podemos usarlo con los sistemas de seguridad, alarmas, calefacción, puertas… Cualquier cosa que se nos ocurra.
Imagina que activas una rutina de mañana en la que suena tu despertador a las 9 mientras se abren las cortinas para que entre la luz, también podríamos tener persianas automatizadas —si tus persianas son de exterior enrollables—.

Podemos ir más allá y activar la calefacción media hora antes de tu hora para que cuando te levantes, la casa ya esté caldeada. ¿No sería increíble levantarse en invierno sin pasar frío a la hora de vestirse? Ya no es un sueño, podemos hacerlo realidad.

Ventajas de utilizar la domótica

El control domótico funciona usando el wifi de tu casa. Muchos dispositivos tienen app propia a la que puedes acceder desde fuera de casa. ¿Quieres encender la calefacción antes de salir del trabajo? Abres la app, mandas la orden y el dispositivo se encarga de todo. Tanto estando dentro como fuera, tiene infinidad de utilidades.

Ahora imagina que sales de casa a toda prisa y te has olvidado las llaves, ¿cómo vas a entrar? Con una cerradura inteligente podrías abrir mediante código, usando la huella o el ojo e incluso algunas detectan tu presencia mediante cámara. Con esto podrías saber quién entra y sale de tu casa, detectando así posibles intrusos.

Puedes encontrarle muchos usos a esta tecnología, sólo tienes que ser creativo. ¿Qué tareas repito diariamente y puedo automatizar? Esas son las que te ahorrarán tiempo, como por ejemplo, un robot de limpieza que empiece la rutina después de que te marches a trabajar.

¿Cómo empiezo con la domótica?

Las formas más sencillas de empezar en la domótica es mediante luces LED. Las tienes simples, con colores e incluso con intensidades. Programando una orden podríamos hacer que se enciendan las luces cuando vuelves del trabajo o que apague las luces cuando detecte que no hay nadie —porque se te ha olvidado apagarla—.

Otra forma sencilla es usando enchufes inteligentes en los que conectar otros aparatos. Con un enchufe podrías controlar aparatos que sólo deban encender o apagar, como podría ser una estufa o una lámpara —sin tener que hacer uso de una bombilla inteligente—. Como puedes ver, no es necesario desembolsar mucho dinero. Con unos cuantos euros podemos conseguir automatizar tareas sencillas en nuestro hogar.

Ahora ya sabes para qué sirve la domótica y algunos ejemplos de uso que podrías aplicar a tu hogar. También te hemos explicado unos métodos muy simples —y que no cuestan mucho dinero— con los que poder domotizar algunas partes de tu casa. ¡Saluda a tu hogar del futuro!

Comparte: