Inicio » Blog » Vampiros energéticos en los hogares
Vampiros Energéticos

Vampiros energéticos en los hogares

¿Has escuchado alguna vez el término vampiros energéticos? Si no es tu caso, no te preocupes ya que, a lo largo de este artículo te vamos a hablar de los llamados vampiros de energía para que así conozcas en qué consisten y cuál es la mejor forma de combatirlo ya que, como habrás podido intuir, son enemigos que tenemos en nuestro propio hogar y ni siquiera lo sabemos. Además, tener este factor en cuenta nos puede ayuda a ahorrar en la factura de la luz de nuestro hogar o empresa.

¿Qué son los vampiros energéticos?

Seguro que si alguna vez has andado por tu casa por la noche, a oscuras, con las luces apagadas, en tu camino te habrás encontrado la iluminación del brillo de las luces en espera y de pantallas digitales que tengas en tu hogar (lo que se conoce como standby). Estos dispositivos siempre están listos para que puedas darle órdenes en todo momento, provocando así el efecto parecido al de unos vampiros muy silenciosos que chupan tu energía eléctrica cuando están incluso apagados.

La energía desperdiciada se conoce como pérdida de energía standby o fantasma y, aunque representa un porcentaje pequeño, es energía consumida en el hogar e incrementa tus facturas de electricidad.

En concreto, según recientes estudios, este gasto debido a los vampiros energéticos, es del 5% por vivienda y en Estados Unidos, las pérdidas de todos los hogares de este tipo de energía suponen unos 5.800 millones de dólares anuales.

¿Cuáles son los mayores vampiros energéticos de tu hogar?

Seguro que, una vez que ya sabes qué son los vampiros de energía, te interesará cuáles son los principales vampiros energéticos que están presentes en tu hogar, los cuales se puede decir que son, básicamente, los transformadores o adaptadores que vienen con baterías recargables de cámaras, teléfonos, periféricos informáticos, reproductores de música y herramientas de bricolaje, entre otros.

Otro tipo de vampiros eléctricos en el hogar son los televisores, monitores de ordenador, reproductores de DVD y cadenas de música, los mandos a distancia y los relojes de algunos aparatos como los microondas.

¿Cómo protegerte de los vampiros energéticos?

Pero, lo que más te interesa sobre este tipo de vampiros que habitan en los hogares, es el cómo combatirlos o llegar a protegerte de ellos, una de las cosas que más preocupa a las personas para así poder ahorrar en su factura de electricidad. ¡Te mostramos algunos métodos infalibles!

Comprobar etiqueta:

Siempre, a la hora de adquirir un nuevo aparato, fíjate en la etiqueta y decántate por el modelo que tenga el menor gasto energético en reposo. Sobre todo, esto te lo pueden ofrecer los modelos Energy Star ya que emplean menos electricidad tanto en funcionamiento como cuando están en espera.

Sencillez:

Decídete siempre por los productos que incluyan funcionalidades que vayas a utilizar pocas veces. Es mejor que elijas productos sencillos, puesto que las características adicionales suelen conllevar a un malgasto de energía.

Desenchufar:

Sin duda alguna, la mejor opción para combatir con los vampiros energéticos de tu hogar. Lo ideal es que desenchufes los aparatos cuando ya no los estés utilizando. Si quieres ahorrarte tiempo y molestias, enchufa tus aparatos en una regleta y cuando vayas a dormir o a no utilizarlos, solo tendrás que pulsar el interruptor de la regleta para así desenchufarlos todos a la vez.

Como ves, vampiros eléctricos hay en todos los hogares y quizá, hasta ahora, no te habías percatados de ellos. Para combatirlos y acabar con ellos solo necesitarás un poco de criterio y sentido común y poner en práctica estas recomendaciones de hábitos ecointeligentes. Con ellos, conseguirás ahorrar en tu factura de luz y también ayudar a la conservación de medio ambiente.