Inicio » Blog » Qué es y cómo funciona la tecnología háptica
Tecnología Háptica

Qué es y cómo funciona la tecnología háptica

La tecnología háptica es aquella que explota las sensaciones relacionadas con el tacto mediante interfaces tecnológicas y que desde los años 90 está desarrollándose de forma prometedora en diferentes campos de aplicación.

Esta tecnología permite que una simulación se vuelva más real gracias a la retroalimentación física; esto quiere decir que si por ejemplo estás jugando a un videojuego que disponga de esta interfaz podrías sentir mediante vibraciones, pulsaciones etc. como chocas con los objetos o los tocas llegando a sentir sus texturas.

Un ejemplo práctico de la tecnología háptica está en los guantes creados por la marca Neurodigital con los que serías capaz de sentir que tocamos objetos que solo existen en la simulación.

Esta nueva creación está siendo usada por los astronautas de la NASA para entrenarse para sus futuras misiones a Marte.

La percepción háptica, de lo visual a lo táctil

Otra aplicación interesante y más orientada a la gente común es en la que está trabajando la investigadora Emma Yann Zhang con la creación del Kissenger, un gadget que puedes incorporar a tu dispositivo móvil con el harás uso de la tecnología háptica para mandar besos a distancia y que el receptor los pueda sentir.

Todo lo que debes hacer es besar la almohadilla que registrará la presión del beso que será la misma que recibirá el otro dispositivo que tendrá el receptor que transmitirá la misma presión a través de pequeños activadores que reproducirán el patrón.

También haciendo uso del ultrasonido para producir puntos focales (ondas de sonido concentradas y suspendidas en el aire) con los que colocar un botón flotante que responde a la retroalimentación háptica y que el usuario pueda sentir la diferencia entre esos puntos pudiendo crear por ejemplo un mando para tu televisión háptico.

La tecnología háptica en la automoción

Si nos vamos al mundo de la automoción nos encontramos que la percepción háptica también forma parte de un futuro cada vez más cercano. En este caso nos encontramos que la tecnología háptica se aplicará a elementos como el asiento del vehículo, el cual podrá advertirnos con una vibración en caso de cambio de carril involuntario.

Otro elemento de los vehículos en que se trabajará la percepción háptica será la pantalla táctil, el objetivo es que las pantallas proporcionen información al conductor sin que este tenga que desviar la mirada. Para ello la tecnología háptica hace que el conductor pueda percibir la pantalla como si hubiera elementos en relieve simulando ser botones físicos, de esta manera el conductor podrá evitar dejar de mirar la carretera.

No sabemos hasta dónde podemos llegar con esta tecnología, pero lo que sí podemos imaginarnos es que será una experiencia inmersiva increíble ya que el tacto transmite mucha información a nuestro cerebro que sumado a la vista, el oído e incluso el olfato hará de nuestras interacciones con la tecnología audiovisual una experiencia mucho más completa.