Inicio » Blog » Qué es el certificado de eficiencia energética
Certificado de Eficiencia Energética

Qué es el certificado de eficiencia energética

El certificado de eficiencia energética es un documento oficial redactado por un técnico competente por el cual se acredita la calificación energética de una vivienda, edificio o local comercial. Dicho de forma más coloquial podemos decir que este certificado informa de manera eficaz que cantidad de energía es necesaria para satisfacer las necesidades energéticas de un inmueble en condiciones normales de ocupación y funcionamiento. Este documento o etiqueta energética también nos puede sonar ya que actualmente lo podemos encontrar a la hora de comprar una electrodoméstico o un dispositivo electrónico como un televisor, monitor, etc.

El Real Decreto 235/2013 para la certificación de la eficiencia energética establece la obligatoriedad a partir del 1 de junio de 2013 para aquellos inmuebles en venta o alquiler.

¿Quién está obligado a obtener el certificado energético?

En propiedades privadas, el propietario del inmueble, ya sea un edificio, vivienda o local si va a ponerse a la venta o en alquiler.

En edificios nuevos, la certificación constará de dos partes, una certificación se incluirá en el proyecto de ejecución y la otra será la de edificio terminado. En este caso el responsable de la obtención de la certificación será el promotor o propietario.

En el caso de las inmuebles ocupados por la Administración Pública, el certificado será necesario para aquellas edificaciones frecuentadas por público y con una superficie mayor a 250 metros cuadrados. En este caso el responsable de la obtención de la certificación energética será el propietario, ya sea un tercero o la propia administración.

Pasos a seguir para la obtención del certificado

Los pasos a seguir para la obtención del certificado de eficiencia energética son los siguientes:

  • Contactar con un certificador autorizado.

    Es imprescindible que sea un técnico habilitado para hacer certificaciones energéticas. Tras contactar, el técnico recopilará datos sobre la vivienda como la ficha catastral y podrá pedir al propietario facturas energéticas o datos sobre reformas que se hayan realizado en el inmueble.

  • Visita a la vivienda.

    Durante la visita, el técnico recogerá toda la información necesaria para la elaboración del informe como por ejemplo:

    – Medidas de las estancias,
    – Revisará materiales,
    – Inspeccionará las instalaciones de climatización,
    – Calefacción, etc.

  • Redacción del certificado.

    Tras reunir todos los datos, el técnico certificador realizará un plano del inmueble e introducirá los datos en un software reconocido por el ministerio de industria para obtener la calificación energética.

  • Obtención del certificado.

    Con los resultados se genera el certificado energético que indicará en grado eficiencia energética del inmueble. Además el propietario recibe un informe en el que se le sugieren posibles mejoras para conseguir mejor calificación.

  • Registro del certificado energético.

    El propietario o el técnico (si está autorizado por el propietario) presentará una copia del certificado firmado en el órgano competente de la comunidad autónoma. El organismo entregará al interesado la etiqueta energética oficial que debe ser adjuntada para informar a los posibles compradores o arrendadores del inmueble en ofertas, promociones o publicidad.

Consecuencias de no tener la certificación energética

No disponer del certificado o tener el certificado de eficiencia energética caducado por haber sobrepasado los diez años desde su emisión puede acarrear consecuencias. En este caso estamos expuestos según la Ley 8/2013 de rehabilitación, regeneración y renovación urbanas a sanciones de entre 300 y 6.000 euros para quienes incumplan la ley.

En conclusión, la mejor manera de evitar quedar expuestos a una cuantiosa sanción económica es hacer las cosas bien, y es tan sencillo como contactar con un técnico certificador que haga un estudio de la vivienda o local y tras ello emita y registre ante el organismo competente el correspondiente certificado.