Inicio » Blog » El consumo de energía en la creación de criptomonedas
Consumo en la creación de criptomonedas

El consumo de energía en la creación de criptomonedas

Términos como criptomonedas, bitcoin, ethereum, minar criptomonedas cada vez se escuchan más en nuestro entorno y en los mercados financieros. Por ello comencemos este artículo poniéndonos en situación.

¿Qué son las criptomonedas?

Para entendernos, podemos decir que las criptomonedas son monedas virtuales que pueden ser utilizadas como sistema de cambio ajeno al control de los gobiernos y entidades financieras.

Existen varios tipos de criptomonedas en el mercado, cada una con sus características pero la más conocida por antigüedad y relevancia es el bitcoin.

Si podemos destacar alguna ventaja en especial de este tipo de monedas virtuales es que no hay intermediarios, es decir, las transacciones se hacen de usuario a usuario directamente sin ningún tipo de mediador.

Esto se traduce en ahorro para el usuario. Evitando intermediarios se pueden hacer transferencias entre diferentes países sin necesidad de pagar una comisión por ello. En la actualidad ya hay varios sitios donde puedes comprar bitcoin, almacenar, intercambiar o vender bitcoins.

Queda mucho recorrido pero ya existen lugares donde se puede pagar en moneda virtural como por ejemplo Destinia, Dell, Microsoft y algunos museos como el Apple Museum de Praga.

Minar criptomonedas y el consumo eléctrico

Pero, ¿qué es eso que suena tan raro de “minar monedas”? Podemos decir que es un procedimiento en el que, gracias a la tecnología, se consigue descifrar y codificar información y por este proceso el minero obtiene a cambio su recompensa que son bitcoin que entran de nuevo en el mercado.

Y aunque la moneda sea virtual su creación está directamente vinculada al mundo físico. Para crear un bitcoin se requieren equipos informáticos de alta gama y un importante consumo eléctrico. Según Morgan Stanley, los recursos informáticos necesarios para crear un criptomoneda son equiparables al consumo de electricidad de una familia de Estados Unidos durante dos años.

El motivo por el cual es necesario este alto despliegue de tecnología para minar es por la necesidad de resolver un complejo algoritmo que sólo se puede resolver a base de suposiciones diferentes. Esto hace que los equipos trabajen a alto nivel de procesamiento y por tanto se dispare el consumo eléctrico.

Según el creador de la moneda virtual, Satoshi Nakamoto, el sistema está creado de esta forma para que ningún atacante pueda estafar o robar los pagos que hizo a otra persona. Gracias a este formato de minado es más probable que el estafador acate las normas.

Hasta donde llegará el consumo eléctrico por la creación de criptomonedas

Se dice que en la actualidad el consumo energético por la creación de bitcoin es similar al consumo de 159 países del tamaño de Irlanda, Hungría, Croacia, Serbia, Eslovaquia, Islandia o Corea del Norte.

Pero esto no es todo, se estima que en 2020 el consumo energético producido por el minado de criptomonedas será igual al consumo eléctrico de todos los países del mundo.

A nivel particular, en España el consumo energético por la creación de monedas virtuales equivale al 12% del consumo eléctrico total.

En conclusión, si estás pensando en minar y meterte en este mundo virtual tienes que tener muy en cuenta que las ganancias de la moneda superen a los gastos en infraestructura y electricidad. Y si te decides recuerda que siempre puedes optimizar el gasto en la factura de la luz a través de alguna comercializadora eléctrica más rentable, para ello puedes usar un comparador de tarifas de luz como AhorreLuz y conocer de forma real el ahorro que te supone el cambio.