Inicio » Blog » Ventajas de tener una cubierta vegetal
Ventajas de una cubierta vegetal

Ventajas de tener una cubierta vegetal

Respirar aire puro y limpio viviendo en una ciudad se convierte en algo difícil pero con la creación de una cubierta ajardinada en tu terraza puedes conseguirlo.

La existencia de una cubierta vegetal arriba en tu azotea puede ser una buena opción si quieres disfrutar de una zona verde cercana y que además te aporte una serie de beneficios propios de la naturaleza.

Barcelona se suma a la iniciativa de la cubierta vegetal en los edificios para contrarrestar la falta de espacios verdes en las ciudades cada vez más demandados y que además contribuye de manera eficiente a la reducción de emisiones de CO2.

Para su implantación en las azoteas de los edificios conviene realizar un estudio técnico previo para conocer el estado del inmueble y la posibilidad de introducir una cubierta vegetal.

Son varios los factores a tener en cuenta, pero te adelantamos que en casi todos los inmuebles pueden instalarse los techos ecológicos, aunque se trate de un edificio antiguo.

A partir de un estudio técnico, además de conocer si existe la posibilidad o no de convertir la azotea en una cubierta ajardinada, se analiza el tiempo de plantas ideales para este lugar. Se tiene en cuenta si es un edificio cuya terraza está orientada al sol o no, así nos decantamos por un tipo de plantas u otro compatible con el clima que se da donde se vaya a instalar.

También es de especial relevancia contar con la experiencia de un experto porque la instalación de una cubierta vegetal requiere tener en cuenta las diferentes capas que la forman para que su montaje no suponga ningún deterioro del inmueble, en especial, es muy importante la impermeabilización de la extensión.

Una vez tenemos claros todos estos factores necesarios para el levantamiento de techos ecológicos, queda decidir qué tipo de cubierta queremos tener en nuestra terraza. Nos encontramos con dos tipos: cubierta extensiva y cubierta intensiva. La elección de una u otra dependerá de los siguientes factores:

El principal factor del que dependerá será del tiempo que queramos dedicar a su cuidado. Si queremos una plantación que no requiera muchos cuidados elegiremos una cubierta extensiva. Además las plantas que la compondrán deberán ser autóctonas que requerirán menor atención.

Si por el contrario, estamos dispuestos a prestar más atención a nuestra zona ajardinada y proveer unos cuidados más específicos apostaremos por una cubierta intensiva, con árboles y plantas con necesidades más exigentes.

Otro factor a tener en cuenta para elegir entre cubierta extensiva o intensiva será la función adicional que queramos dar a nuestra cubierta vegetal. Por ejemplo, si además de querer una zona ajardinada queremos un espacio de recreo conviene montar una cubierta intensiva. Estas suelen ser las destinadas a huertos urbanos.

Sin embargo, si lo único que queremos es disponer de una zona verde en nuestra terraza para beneficiarnos de sus ventajas sin prestar mayor atención, bastará con una cubierta vegetal extensiva.

Ventajas de los techos ecológicos

  • Reducen la emisión de CO2 a la atmósfera.
  • Actúan como aislantes térmicos siendo capaces de regular la temperatura, manteniendo el frescor de las estancias más cálidas y el calor en las más frías.
  • Implican un menor sonido ambiental al absorber las ondas sonoras.
  • Suponen hasta una reducción del 30% en el gasto de la climatización.
  • Pueden absorber hasta el 80% de la lluvias evitando inundaciones.
  • Pueden destinarse a la creación de huertos urbanos favoreciendo la lógica de autoconsumo lo que puede abaratar la lista de la compra.
  • Constituyen nuevas zonas de recreo donde realizar actividades y descansar.
  • Favorecen el aumento de biodiversidad en estas zonas.
  • Contribuyen en la sostenibilidad del medio ambiente, mientras más zonas verdes mejor.

Un ejemplo de techos ecológicos es Copenhague donde se ha vuelto obligatoria su instalación con el fin de conseguir emisiones neutras de CO2 para el año 2025.