Inicio » Blog » Comunidad de vecinos, cómo ahorrar en la factura de luz
Ahorrar luz en la comunidad de vecinos

Comunidad de vecinos, cómo ahorrar en la factura de luz

Pasa que a veces no nos preocupamos por los gastos derivados de la comunidad de vecinos, nos limitamos a pagar el coste que se establece según gastos y ni siquiera paramos a verificar a qué corresponden a no ser que se trate de un precio desorbitado.

Son muchos los gastos que se generan en una comunidad de vecinos: agua, luz, posibles reformas que surjan a lo largo del tiempo, colocación de ascensores si no existen y muchos otros dispendios que puedan presentarse de manera urgente.

Así, llevar un control del consumo energético puede ser una buena forma de ahorrar en la factura de la luz, para que cuando lleguen esos gastos extras, que siempre surgen, el recibo de la luz no suponga un problema extra.

Quédate y te contamos algunas formas de conseguir ese ahorro en la factura de la luz de tu comunidad de vecinos.

Qué hacer para ahorrar en tu comunidad de vecinos

Lo primero que debemos hacer si no tenemos mucha idea sobre energías es solicitar la ayuda de un asesor energético quien nos ayudará a realizar un estudio energético del edificio y así incidir en aquellos puntos que sea necesario para hacer efectivo el ahorro de luz.

La contratación de un experto es una forma sencilla de averiguar si el gasto en la factura de la luz que se está generando en nuestra comunidad de vecinos puede ajustarse y corregirse los puntos que suponen un gasto innecesario o cuyo consumo pueda reducirse.

Otra forma de asegurarnos que el gasto en la factura de la luz sea el mínimo pero que se cubran todas nuestras necesidades es revisar nuestra compañía de luz. Prestar atención a lo que nos ofrece y ver si realmente nos conviene o, por el contrario, debemos buscar otra que nos reporte un ahorro más significativo en la factura de la luz.

Esta tarea también puede gestionarla el asesor energético si así lo deseamos o encargarnos nosotros mismos. Para que seas tú quien busque la mejor opción te proponemos utilizar el comparador energético de Ahorre Luz.

Se trata de una herramienta sencilla mediante la cual podrás comparar entre las mejores ofertas de las principales compañías eléctricas nacionales y elegir la opción que mejor se ajuste a las necesidades de nuestra comunidad de vecinos.

Consejos para ahorrar en la factura de la luz de tu comunidad de vecinos

Si ninguna de las opciones anteriores te convence, también puedes empezar a controlar el consumo de electricidad en tu finca a partir de los siguientes consejos:

Revisar la potencia contratada es importante

Aunque en una comunidad de vecinos es cierto que el consumo de luz puede requerir una potencia elevada, y más si se dispone de servicio de ascensores, es mejor cotejarla porque igual reduciéndola un poco obtenemos los mismos servicios y nuestra factura puede mejorar en cuanto al precio.

Es importante estar seguros de que se requiere reducir la potencia puesto que solo se puede facturar un cambio de potencia al año.

Instalación de sensores de movimiento en zonas comunes

Para evitar un gasto innecesario de electricidad en nuestra comunidad de vecinos es importante a la vez que efectivo colocar sensores que detecten la presencia de personas en las zonas más transitadas por los vecinos, así solo se iluminarán cuando alguien pase por ese lugar.

Esta idea también puede ser efectiva al instalarse en los ascensores, así no permanecerán continuamente iluminados en su interior gastando una luz en vano.

Otro punto importante respecto a los ascensores, si se disponen de ambos en el edificio, es la instalación de mecanismos selectivos que permitan, que al llamar ambos ascensores a la planta en la que se encuentre la persona, acuda primero aquel que se encuentre a menor distancia, reduciendo así el gasto en electricidad.

Cambiar bombillas convencionales por LEDs

Teniendo en cuenta que hasta un 25% de la factura de luz final corresponde a la iluminación debe ser un factor primordial a tener en cuenta en nuestro edificio.

Además de la instalación de sensores que capten el movimiento de los vecinos, sería de gran utilidad y, sobre todo, ahorro, cambiar las bombillas convencionales por LEDs. De esta forma notaremos un gran ahorro en nuestra factura de la luz.

Actualmente en el mercado existen una gran variedad de modelos de luces LEDs, se trata de buscar aquellas que más beneficio nos reporte y que mejor ilumine nuestro edificio.

Seguro que después de prestar atención a todos estos aspectos conseguís un ahorro significativo en la factura de la luz de vuestra comunidad de vecinos.