Inicio » Blog » Las increíbles ventajas de los jardines verticales
Ventajas de los Jardines Verticales

Las increíbles ventajas de los jardines verticales

Cada vez son más las ciudades que se suman a la instalación en sus edificios de jardines verticales o cubiertas vegetales para empezar a disfrutar todos los beneficios que aportan.

Vivir en la ciudad te ofrece muchas posibilidades pero también te priva de otras como es el disfrute de entornos verdes y naturales. Está demostrado que la instalación de jardines verticales en edificios, además de dar vida a un espacio existente pero inutilizado, mejoran la calidad de vida de las personas que disfrutan de este espacio verde, reducen costes en materia energética y se contribuye al mantenimiento sostenible y respetuoso del medioambiente.

Antes de cubrir una pared de un edificio con plantas es necesario un estudio previo para comprobar el estado del inmueble y si soporta la implantación de un jardín vertical.

Dentro de este estudio, también se analiza la orientación del edificio para, a su vez, estudiar qué tipo de plantas son las más idóneas para esa zona.

¿Qué beneficios aporta la instalación de un jardín vertical?

Dentro de todos los beneficios tanto ecológicos como económicos encontramos los siguientes:

Reducción de CO2

Los jardines verticales filtran las partículas que circulan por el aire de dióxido de carbono para posteriormente transformarlo en oxígeno. De esta manera, la instalación de estos muros vegetales contribuyen a la purificación del aire reduciendo así la contaminación en ciudades y favoreciendo una respiración más pura y limpia a las personas.

Reducción de costes en sistemas de climatización

Los jardines vegetales además de ayudar a regular la temperatura en las ciudades, en el edificio en el que están instalado suponen un ahorro tanto energético como económico.

Estos muros verdes ayudan a absorber una gran cantidad de energía solar lo que hace que el edificio no se caliente y mantenga una temperatura adecuada. Esto al final, repercute en el gasto económico que realizamos al encender los aparatos de refrigeración reduciéndolo.

Reducción del ruido ambiental

Al igual que absorben las altas temperaturas, los jardines verticales son capaces de reducir el ruido externo lo que implica un lugar mucho más tranquilo.

Tanto el mantenimiento óptimo de las temperaturas como la reducción del ruido ambiental son factores que favorecen una vida tranquila y saludable a las personas que viven en edificios con jardines verticales.

Jardines verticales como barrera resistente al fuego

Las plantas acumulan gran cantidad de humedad suponiendo una barrera que en caso de fuego frenaría su paso al interior del edificio.

Estas son solo algunas de las ventajas que ofrecen la instalación de jardines vegetales en los edificios, que además de aportar beneficios para las personas dotan al inmueble de un valor añadido y una estética.

En definitiva, suponen una práctica con beneficios sociales, económicos y ecológicos importantes. Además, favorecen el incremento de la biodiversidad en los entornos urbanos.