Inicio » Blog » Smart City, qué es y cómo funciona
Qué son las Smart Cities

Smart City, qué es y cómo funciona

La necesidad imperante de caminar en la dirección de conseguir la sostenibilidad y la eficiente energética en todos los ámbitos de nuestra vida da lugar a iniciativas como la smart city o ciudad inteligente. Pero, ¿qué es exactamente una smart city?

Una smart city o ciudad inteligente es aquella que se sirve de las nuevas tecnologías para ofrecer a sus ciudadanos las mejores condiciones en seguridad, salud, vivienda, energía y en todos los servicios requeridos. Todo ello en equilibrio con el medioambiente.

Es decir, la smart city pretende poner al alcance del individuo todos los recursos que este requiera para desarrollar su vida pero de una manera sostenible y respetando siempre el medio ambiente. Para ello, para facilitar la vida de las personas y hacerlo de forma responsable con el entorno, las smart cities se sirven de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC).

La aplicación de las nuevas tecnologías en los distintos niveles que conforman la vida en la ciudad dan como resultado una mejor calidad de la misma, un mejor aprovechamiento de los recursos naturales y una lucha más activa contra el cambio climático.

En definitiva, una smart city busca convertirse en una urbe que ofrezca las mejores prestaciones a sus ciudadanos siempre y cuando estas estén dentro de los parámetros de eficiencia y sostenibilidad medioambiental.

Para Rudolf Giffinger, profesor del Departamento de Desarrollo Territorial, Infraestructuras y Planificación Ambiental de la Technische Universität Wien en Viena (Austria) y experto en smart city, estas deben atender a seis aspectos fundamentales:

  • Economía.
  • Movilidad.
  • Medioambiente.
  • Habitantes.
  • Forma de vida.
  • Administración.

Características de la smart city

  • Tecnologías de la Información: Una smart city tiene que incorporar las TIC a los servicios públicos para hacerlos más accesibles y eficientes.
  • Protección y seguridad: Es fundamental la instalación de cámaras de videovigilancia en zonas transitadas así como ofrecer una buena iluminación (ecológica) de la ciudad. Además de poner al servicio del ciudadano una atención rápida ante cualquier emergencia.
  • Independencia financiera: Las smart cities apuestan por la organización y gestión de sus propios ingresos.
  • Red de transporte: Otra característica esencial de una smart city es la creación de una red de transporte público eficiente. Que todos los ciudadanos quieran utilizarla por su buena planificación y que, por supuesto, realice un consumo energético mínimo. También se incluye la creación de un carril bici óptimo con el fin de que los ciudadanos utilicen sus vehículos particulares lo menos posible.
  • Ecológica: Todas las características anteriores deben cumplir con los parámetros de eficiencia y sostenibilidad, es decir, ser respetuoso con el medioambiente y evitar cualquier impacto negativo. El objetivo es contribuir a la recuperación del planeta a través de la aplicación de buenas prácticas.

Ranking smart cities

En el informe Cities in Motion realizado por IESE Business School de la Universidad de Navarra, se analizan varios indicadores como gobernanza, gestión pública, economía, tecnología, medioambiente o movilidad y transporte urbano, entre otros para determinar las ciudades más inteligentes. En este ranking encontramos estas diez primeras smart cities:

  1. Nueva York.
  2. Londres.
  3. París.
  4. Boston.
  5. San Francisco.
  6. Washington.
  7. Seúl.
  8. Tokyo.
  9. Berlín.
  10. Ámsterdam.

En dicho ranking la primera ciudad española que aparece es Madrid en el puesto número 28 seguida de Barcelona en el 35. Y a ti, ¿te gustaría vivir en una smart city?