Inicio » Blog » Cómo convertir tu hogar en eficiente energéticamente
Comovertir el hogar en Eficiente Energéticamente

Cómo convertir tu hogar en eficiente energéticamente

La necesidad de parar las consecuencias de un consumo irresponsable da como resultado un término que probablemente hayas escuchado a menudo en los últimos tiempos, la eficiencia energética.

Se entiende por eficiencia energética la consecución de un ahorro de energía eléctrica motivado por un uso correcto de los aparatos. Para entenderlo mejor, consiste en utilizar la menor energía posible a la hora de hacer uso de ella para poner en funcionamiento cualquier dispositivo. Dicho de otra forma, producir más con menos.

De este modo, la eficiencia energética pretende poner fin a ese consumo desmesurado responsable del actual cambio climático.

Llegados a este punto donde en han habido momentos puntuales en los que se han alcanzado máximos históricos en las emisiones de CO2, no bastan las acciones colectivas, tenemos que trabajar de forma individual para frenar la destrucción del planeta.

Son varias las medidas fijadas tras el Acuerdo de París que marcan la ruta a seguir para que la eficiencia eléctrica se convierta en un hecho real en un determinado plazo. Pero para que estas medidas colectivas tengan el resultado esperado es necesario que se trabaje activamente de forma individual para conseguir un consumo eficiente de energía en nuestra vida diaria.

Empezar a trabajar en nuestros hábitos diarios para conseguir una eficiencia energética real

A continuación vamos a tocar algunos aspectos importantes de nuestra vida diaria en los que podríamos reducir el consumo de energía sin renunciar al funcionamiento óptimo de nuestros dispositivos:

Vivienda aislada

Para empezar a ahorrar energía en tu casa es fundamental contar con una estructura bien aislada.

Instalar puertas y ventanas de materiales aislantes puede reportarnos hasta un 50% de ahorro en energía.

Siguiendo esta línea, la decoración puede ser nuestro aliado a la hora de conseguir la eficiencia energética en nuestro hogar.

Está comprobado que utilizar muebles y adornos de madera contribuye al mantenimiento de la temperatura interna de la vivienda.

Calefacción y aire acondicionado

Para ahorrar en sistema de calefacción y aire acondicionado conviene tener en cuenta el punto anterior: aislar correctamente nuestra vivienda.

Una vez dado ese paso, a la hora de encender nuestros aparatos es importante mantenerlos a una temperatura adecuada pues subirlos tan solo un grado más puede suponer un dispendio de consumo innecesario.

Electrodomésticos

Hay que ser consciente de que el uso que demos a los electrodomésticos repercutirán positiva o negativamente en nuestra factura de la luz.

Por ello, en pro de la eficiencia energética conviene realizar tareas de mantenimiento de los dispositivos que requieran el uso de energía para su funcionamiento. De este modo, evitaremos que se dispare el consumo de electricidad por utilizar dispositivos en mal estado. Además, el buen cuidado de nuestros electrodomésticos nos ayudará a sacarles el máximo partido optimizando el uso de energía eléctrica.

Iluminación

La iluminación es otro de los aspectos más importantes a través de los cuales se puede conseguir un ahorro de energía eléctrica eficiente.

En este sentido la iluminación LED puede ayudarnos a conseguir esa eficiencia eléctrica que buscamos.

Por lo tanto, cambiar las bombillas tradicionales que utilizamos para iluminar nuestra vivienda por iluminación LED es la mejor opción.

Es cierto que al principio hay que realizar una pequeña inversión para cambiar toda la luminaria de la casa pero a largo plazo ese gasto se ve recompensado por la reducción en el coste de las facturas de luz.

Son varias las características de este tipo de iluminación pero en este caso, la que más nos interesa es el poco consumo que generan y su larga durabilidad, lo que hacen que esa inversión inicial se vea rápidamente recuperada.

Además son respetuosas con el medio ambiente, los LED no utilizan ningún gas para su encendido y no desprenden calor.

Estas pequeñas prácticas diarias pueden suponer un gran avance en el camino hacia la eficiencia energética. Cada granito cuenta en esta lucha que nos interesa a todos.