Inicio » Blog » 5 Consejos para reducir la huella ecológica y proteger el planeta
Reducir Huella Ecológica

5 Consejos para reducir la huella ecológica y proteger el planeta

Nuestro modo de vida en la Tierra genera un impacto en ella que se denomina huella ecológica.

Todas nuestras acciones diarias como encender la luz nada más levantarnos, desayunar o coger el coche para ir a trabajar implican un consumo de energía y una generación de residuos que el planeta tiene que absorber.

Por tanto, ¿qué es exactamente la huella ecológica? La huella ecológica es un indicador que muestra el área productiva que necesita una persona para desarrollar su modo de vida teniendo en cuenta la obtención de recursos del medio y la posterior absorción de los residuos que se generan.

Es decir, la huella ecológica, mide qué cantidad de tierra necesaria para producir recursos necesita cada persona según su modo de vida. Calcula el impacto que genera su forma de consumir materias primas y la asimilación de los residuos que se producen.

Por tanto, todas nuestras actuaciones tienen un importante impacto en el entorno y hay que tenerlo en cuenta para reducir lo máximo posible esas consecuencias.

¿Qué podemos hacer para reducir la huella ecológica?

A continuación te vamos a dar una serie de consejos para que tu huella ecológica sea mínima y tus acciones sean sostenibles y respetuosas con el medioambiente.

Electricidad

  • Aprovecha la luz natural siempre que sea posible.
  • Instala bombillas LED en tu vivienda o negocio para empezar a reducir el consumo energético y conseguir un ahorro económico notable.
  • Vigila el stand by de tus dispositivos eléctricos e intenta evitarlo, pues aunque no lo creas supone un gasto importante en los recibos a final de mes.
  • Compra electrodomésticos eficientes energéticamente.
  • Modera el uso de la lavadora, secadora y lavavajillas. Son los aparatos que mayor consumo de energía realizan en nuestro hogar.

Calefacción y aire acondicionado

  • Contar con un buen aislamiento puede suponer un ahorro importante de energía tanto en calefacción en invierno como en aire acondicionado en verano.
  • Realiza un mantenimiento de los sistemas para evitar averías y que el consumo de energía se eleve por este motivo.
  • Mantener una temperatura adecuada. Se estima que la temperatura de confort en invierno es de 21ºC y en verano de 26ºC.

Agua

  • Espera a que la lavadora y el lavavajillas estén completos para utilizarlos.
  • Repara los grifos que gotean.
  • No deposites restos por el WC.
  • Apaga la ducha mientras te enjabonas.

Compras

  • Consume productos de temporada y evita los alimentos kilométricos.
  • Compra productos de proximidad y a granel, favoreciendo la economía local y la reducción de envases de plástico. Además también estarás contribuyendo a la reducción del CO2 derivado del transporte.
  • Lleva siempre tu bolsa al mercado y evita el uso de bolsas de plástico.
  • Organiza las comidas diarias para evitar desperdiciar alimentos.
  • Crea tu propio huerto ecológico.
  • Compra papel reciclado y utilízalo por todas sus caras antes de tirarlos a la basura.
  • Evita productos de un solo uso.

Desplazamientos

  • Utiliza siempre que puedas el transporte público.
  • Evita la circulación en los días que la contaminación es elevada.
  • Apuesta por alternativas como el carsharing o el motosharing (vehículos eléctricos de alquiler para movilidad urbana).

Como ves, no es tan difícil implicarnos en la reducción de la huella ecológica, basta con realizar nuestras acciones diarias bajo la responsabilidad que tenemos de velar por el cuidado y la recuperación del planeta.