Inicio » Blog » Cómo funciona y qué ventajas tiene un motor stirling
Qué es el motor stirling

Cómo funciona y qué ventajas tiene un motor stirling

¿Sabías que existe un tipo de motor distinto a aquellos que impulsan los vehículos que vemos diariamente en las carreteras? El motor stirling no necesita combustibles fósiles y, además, puede incorporar las energías renovables sin producir emisiones de ningún tipo.

Qué es un motor stirling

El motor stirling es un motor térmico muy distinto a los típicos motores de combustión interna que se alimentan de gasolina o diesel y podemos encontrar en coches y motos. Este tipo de motor fue ideado en 1816 por el reverendo Robert Stirling, con el objetivo de ser la alternativa superior y menos peligrosa del motor de vapor.

A pesar de que este ingenio posee un enorme potencial gracias a sus características y su funcionamiento, el motor stirling aún no se ha impuesto a su homólogo de combustión interna ¿por qué? Como todo, este tipo de motor también posee sus inconvenientes.

Partes y funcionamiento

Pero antes ¿cuáles son las partes del motor stirling? ¿Cómo genera movimiento? En realidad, el diseño y el funcionamiento de este motor se caracteriza por su ingenio y su sencillez.

El motor stirling suele estar compuesto por dos pistones —unidos mecánicamente entre sí por un enlace— conectados a sendos cilindros, que actúan como cámaras de gas. Y aunque no formen parte íntegra del motor, también debemos mencionar las fuentes externas de frío y calor —en el caso del calor, el motor puede servirse de energías renovables—.

El funcionamiento del motor stirling se basa en la expansión y la contracción cíclica de un gas sellado en su interior. Dicha expansión y contracción se consigue exponiendo el gas una y otra vez a una fuente de calor y a otra de frío, respectivamente.

Al calentar el gas dentro de uno de los cilindros, este se expande y obliga al cilindro a moverse hacia abajo. Mientras este cilindro se mueve hacia abajo, el otro se desplaza en dirección contraria. Esto hace que el gas calentado se desplace al cilindro expuesto a la fuente de frío y se contraiga al disminuir su temperatura.

Entonces, ambos cilindros efectúan el movimiento contrario y el gas enfriado vuelve a entrar en la cámara expuesta al calor, repitiendo una vez más todo el proceso. De esta forma, el motor stirling es capaz de convertir la energía térmica en trabajo mecánico.

Ventajas y desventajas

Una de las ventajas más notables del motor stirling es que es silencioso, a diferencia del de combustión.

Además, este tipo de motor —como ya hemos dicho anteriormente— puede servirse de energías renovables como la solar para calentar uno de sus cilindros. Esto, unido a que el gas está completamente sellado en el interior del motor y por tanto no se producen emisiones ni se contamina el aire, hacen que el motor stirling sea la opción más ecológica.

La sencillez de su tecnología lo hace muy fiable, versátil, duradero y extremadamente fácil de mantener.

No obstante, no todos son ventajas. Por ejemplo, el precio del motor stirling no es competitivo en comparación con los motores más tradicionales de gasolina o diesel. Esto hace que no se expanda su uso, sumado a que la mayoría de la gente que no pertenece al mundo del motor no conoce la existencia de este ingenio.

Uno de sus principales fallas es que suelen tener problemas de sellado bastante complicados de solucionar.

Además, el motor stirling suele ser engorrosamente grande y solo puede mantener una potencia constante.

En conclusión, las características de este motor lo hacen una opción muy prometedora de cara a un futuro en el que consigamos implementar en nuestros vehículos y accionar todas nuestras máquinas gracias a las energías renovables.