Inicio » Blog » ¿Cómo cargar un coche eléctrico en casa?
Como cargar un coche electrico en casa

¿Cómo cargar un coche eléctrico en casa?

Con las restricciones —y futuras prohibiciones— a los coches de gasolina y diesel a las ciudades, cada vez son más los que optan por tener un coche eléctrico. Aunque antes de comprar el coche te preguntarás ¿Cómo lo cargo? Hoy en día hay puestos de carga en muchas ciudades, aquí puedes ver un mapa de todos los puntos en España, por lo que tal vez tengas la opción de cargarlo en la calle. Pero si prefieres disponer de una mayor autonomía, ahora también puedes cargar tu coche eléctrico en casa.

¿Cómo lo cargamos?

Un punto de recarga —también conocido como Wallbox— es lo único que necesitamos. Desde carga lenta hasta carga semi-rápida, los cargadores se instalan en una pared, son pequeños y no ocupan mucho espacio. Si lo que quieres es carga rápida, necesitarás más espacio —ya que es como una torre, parecida a un surtidor de gasolina—.

El Wallbox se encarga de gestionar la carga cuando tu coche está enchufado. Tanto el coche como el cargador son capaces de detectar la velocidad máxima a la que pueden cargar, por lo que tu coche usará la máxima velocidad que el cargador le permita. Muchos de estos Wallbox tienen apps con las que puedes monitorizar el consumo, ver el porcentaje de carga, programar la carga, etc. Algunos incluso vienen con una pantalla para que puedas ver todos los datos en tiempo real.

Hay marcas que los comercializan, como Wallbox —que puedes encontrar hasta en Amazon—. Aunque también es posible que el fabricante de tu coche tenga la opción de instalar uno después de la compra. Por ejemplo, Renault dispone cargadores para su Renault ZOE.

¿Cómo se instala el cargador?

En la actualidad, podemos encontrar diferentes opciones. Te contamos las particularidades de cada una:

  • Directamente a nuestra línea. Nuestra recomendación y la opción más sencilla. Esto es posible para aquellos que viven en una casa o tienen un garaje comunitario desde el que poder conectar la toma hasta el contador de su piso.
  • Desde la toma de un garaje comunitario. Esta opción es para los que tienen garaje comunitario y no pueden conectarlo a su contador. Tendrás que pedir permiso a la comunidad para usar la instalación y consumir electricidad del garaje, por lo que será necesario que coloques un contador secundario. De esta forma serás tú quien pague los gastos que genere el segundo contador —lo que consume tu coche—.
  • Instalando una nueva línea. Puede que tu garaje no esté en tu mismo edificio o que no exista la opción de conectarlo al contador del garaje. Siendo así tendrás que instalar una nueva línea, un nuevo contador y un nuevo contrato con la compañía eléctrica. En este caso tendrás dos facturas: la de tu casa y la de tu coche.

De igual forma, te recomendamos que revises tu tarifa de luz, pues en el mercado encontramos la 2.0DHS, indicada especialmente para quienes necesitan cargar su coche eléctrico en casa. Esta modalidad ofrece un tercer periodo —horas supervalle— además de horas punta y horas valle, lo que permite reducir la factura de luz de forma considerable enchufando nuestro auto cuando la energía es más barata, es decir, durante las horas supervalle.

Si no tienes claro con qué compañía contratarla ponemos a tu disposición el comparador energético de Ahorreluz y en un par de clics podrás visualizar un listado con las mejores ofertas adaptadas a tus necesidades

Al comprar tu coche nuevo lo más seguro es que te ofrezcan el Wallbox y la instalación añadiendo el coste a la factura, aunque muchos de ellos ofrecen un descuento al comprar coche + Wallbox juntos. Si eliges esta opción la instalación ya está incluida. En el caso de que decidas comprarlo aparte, tendrás que contratar a alguien que lo instale por ti.

¿Puedo cargarlo con un enchufe normal?

Claro, la mayoría de coches eléctricos están preparados para usarse con un enchufe normal —su nombre es Schuko—.

Las dos diferencias entre este y un Tipo 2 —llamado Mennekes— son el tipo de conector y la velocidad de carga. Los enchufes Schuko son los que usamos en casa habitualmente, mientras que los Mennekes son el estándar europeo para cargar coches eléctricos exclusivamente. Otro punto importante es la velocidad de carga, un Schuko carga como máximo a 2,3kW-3,7kW mientras que un Mennekes puede ir desde 11kW-20kW (carga semi-rápida) hasta 50kW (carga rápida).

Para que lo entiendas mejor. Una carga lenta tardaría entre 10-12h; una carga semi-rápida tardaría entre 3-4h y una carga rápida reduciríamos el tiempo de espera a tan solo media hora. Todo depende de la potencia que proporcione el enchufe y de la que tengas contratada.

Menne ¿Qué?

Seguramente si decimos Tipo 2 o Mennekes te suene a chino, ¿verdad? Si has preguntado por tu coche eléctrico, deberían haberlo mencionado. Tipo 2 o Mennekes es el estándar Europeo que utilizan los coches eléctricos para cargarse. Resumiendo: es el tipo de enchufe —igual que si hablamos del enchufe de UK, USA, China…— solo que, en este caso, su uso se limita a los coches.

También existe el Tipo 1 o Yazaki, usado en el mercado Americano y Asiático. Es posible que lo veas por aquí, aunque lo más seguro es que sea porque es un coche de fabricación Japonesa.

Existen otros tipos de enchufe como CHAdeMO —estándar Japonés— o CCS, este último es un combo para hacer carga rápida y lenta a la vez.

Lo único que debes recordar es que cualquier coche que compres en Europa de una marca Europea, tendrá Tipo 2 además de otros posibles conectores —como Schuko o CCS—. Es importante que tengas en cuenta esto, ya que los coches japoneses tienen otro tipo de enchufe —Tipo 1— y no cargan tan rápido como los Europeos.

¿Cuánto tiempo tarda en cargarse?

El tiempo para cargar tu coche eléctrico depende de factores como el tipo enchufe pero también de si tu vehículo admite carga rápida o no, por ejemplo. Otro punto importante que determina la carga es la potencia que tengas contratada. Por mucho que tengas un cargador de 50kW, si tu potencia es inferior nunca lograrás una carga de tipo rápida.

Carga lenta

Este tipo de carga usa el enchufe normal —Schuko—. Una carga a 3,7kW tarda entre 6-8h o 10-12h si utiliza 2,3kW —dependerá del enchufe y de la potencia que pueda dar, además de la que tengas contratada—. Este es el Wallbox más pequeño de los tres, ya que casi no necesita corriente.

Carga semi-rápida

Si lo comparamos con el anterior, el tiempo se reduce a la mitad . Usando 7,4kW se puedes tener el coche cargado en 3-4h. La mayoría de cargadores públicos utilizan esta carga. Los Wallbox que se instalan en casa son del mismo tamaño que los de carga lenta, no tendrás problemas de espacio. Tipo 1 y Tipo 2 pueden llegar hasta 7,4kW pero sólo el Tipo 2 puede llegar desde 11kW hasta 22kW.

Carga rápida

Estos son los que permiten cargar tu coche eléctrico más rápido. El cargador tiene el tamaño de un surtidor de gasolina, algo que deberías tener en cuenta si no tienes mucho espacio. Estas estaciones tienen ya instalados los cables ya que por su tamaño no se pueden sacar. Vienen con casi todos los enchufes que existen así que no tendrás problema para cargar tu coche, sea Europeo o Japonés. Van desde los 20kW hasta los 50kW por lo que con media hora puedes tener el coche cargado al 80%. No todos los coches pueden hacer uso de la carga rápida, así que compruébalo antes para asegurarte de poder usarlo.

Si estás mirando estaciones para cargar tu coche eléctrico en Nabalia Energía ofrecen este producto con el objetivo de promover la movilidad sostenible.

Esperamos que haya sido útil esta información y que des el paso en la adquisición de un vehículo eléctrico, ya no son parte del futuro, están nuestro presente para quedarse.

Comparte: