Inicio » Blog » 10 razones por las que debes cambiar de proveedor de electricidad
10 razones para cambiar de proveedor de electricidad

10 razones por las que debes cambiar de proveedor de electricidad

Comienza un nuevo año y con él nuevas oportunidades de conseguir todos esos propósitos que a menudo nos planteamos. Ahorrar un poco de aquí y otro poco de allá para emplear ese dinero en nuestros nuevos deseos se antoja cada vez más complicado cuando llega la hora de hacer frente a las facturas mes tras mes.

Es por ello, que cambiar de proveedor de electricidad puede ser la acción perfecta para conseguir ese ahorro que todos deseamos. A continuación te contaremos por qué es interesante plantearse buscar otras opciones en el mercado energético.

1. El mercado eléctrico ha cambiado

¿Cuántos años hace que contraste un proveedor de electricidad para tu suministro? Si ni siquiera te acuerdas ya es porque probablemente ha llovido bastante desde entonces.

Si este es tu caso, debes saber que el mercado experimentó un período de liberalización en distintas fases que dio lugar a dos mercado energéticos claramente diferenciados en los que el usuario puede elegir su proveedor de electricidad.

Por un lado tenemos el mercado regulado, donde el gobierno gestiona las tarifas eléctricas y por otro, un mercado libre, en el que encontraremos distintas ofertas y proveedores de electricidad.

Si nunca hemos cambiado de compañía, seguramente tengamos nuestros suministro contratado en el mercado regulado con la denominada tarifa PVPC —precio voluntario al pequeño consumidor—.

2. Mercado competitivo, muchas más opciones

Como acabamos de decir, la liberalización del sector energético supuso la creación de numerosas compañías eléctricas dentro del mercado libre donde el usuario puede encontrar un amplio abanico de tarifas eléctricas.

Así, el consumidor podrá, mediante la ayuda de un comparador energético, elegir aquel proveedor de electricidad que mejor se ajuste a su consumo de energía.

3. Tu compañía ha modificado sus condiciones

Contrataste el suministro eléctrico en una compañía determinada y con el paso del tiempo las condiciones de dicho contrato han cambiado y ya no te interesan o no se ajustan como antes a tus necesidades energéticas.

Esta situación será entonces una buena oportunidad para buscar un nuevo proveedor de electricidad que cubra todas tus expectativas energéticas.

4. Tienes más potencia contratada de la que necesitas

Realizar modificaciones más técnicas como por ejemplo las relacionadas con el cambio de potencia puede presentarse como una buena ocasión para buscar un nuevo proveedor de electricidad.

Un hecho muy común en los hogares es contar con más potencia de la que realmente necesitan. Esto implica unos costes más elevados en nuestra factura de la luz.

5. Tienes menos potencia contratada

De igual forma que tener mayor potencia contratada puede elevar el coste de nuestra factura de la luz, contar con un rango de potencia inferior también puede acarrearnos más gasto.

Consumir más potencia de la que tenemos contratada supondrá una penalización por exceso.

Así, en ambos casos —subir o bajar potencia— puede llevarnos a buscar otras alternativas más económicas.

6. Finaliza el contrato con tu compañía actual

Cuando contratamos nuestro suministro con un proveedor de electricidad debemos comprobar bien todas las condiciones que nos ofrecen. La permanencia suele ser un tema al que hay que prestar atención.

En cualquier caso, cuando se acerque el final de nuestro contrato conviene revisarlo y comparar con otras opciones pues es probable que encontremos otras compañías que mejoren nuestras condiciones.

7. Tus necesidades energéticas han cambiado

Por unas u otras circunstancias puede que nuestro consumo de energía varíe por lo que las necesidades de consumo serán diferente y el proveedor de electricidad actual no satisfaga, o al menos no como nos gustaría, la demanda.

Esta situación es muy común en el sector industrial. Cuando tenemos un negocio la demanda de energía puede aumentar o disminuir en función de la producción, por lo que necesitaremos una compañía eléctrica que se adapte a estas variaciones.

8. Cambio de vivienda

Te mudas ya sea a una vivienda de nueva construcción o a una de alquiler y los suministros son temas de los que hay que ocuparse. Darlo de alta si es la primera vez que vamos a habitar o reanudar el suministro si estuviera dado de baja.

Dar de alta o reactivar la luz son momentos clave para pensar bien con qué proveedor de electricidad queremos contratar nuestro servicio eléctrico, pues siempre encontraremos una oferta atractiva a la que acogernos.

9. Energía verde

El cambio climático es un hecho y la única solución para revertir su impacto en nuestro planeta es actuar desde este momento. Así, una buena alternativa es contratar compañías eléctricas que ofrezcan la posibilidad de contratar energía renovable.

En la actualidad cada vez encontramos más proveedores de electricidad que sólo suministran energía verde por lo que será sencillo encontrar una tarifa que nos convenga.

10. Otros motivos

Cada vez son más las familias españolas que no pueden hacer frente al pago de los recibos derivados del consumo energético o que se ven obligados a destinar la mayor parte de sus ingresos a cubrir dicho gasto.

En total, 1,8 millones de españoles sufre pobreza energética, es decir, no pueden afrontar los gastos que supone mantener una vivienda a una temperatura apropiada en invierno. Para subsanar esta situación existe el denominado bono social, una ayuda para las familias que tienen dificultades a la hora de hacer frente a las facturas.

Sólo podremos acogernos al bono social si contamos con una tarifa PVPC, es decir, si tenemos nuestro suministro eléctrico contratado en el mercado regulado y contramos una potencia igual o inferior a 10 kW.

En este caso, si un usuario con una tarifa en el mercado libre sufre pobreza energética deberá pasar al mercado regulado para poder beneficiarse de los descuentos que ofrece el bono social.

Estas son sólo algunas de las razones que te pueden mover a cambiar tu actual proveedor de electricidad, aunque sin duda, el motivo principal que nos lleva a buscar otras compañías es la insatisfacción con el servicio así como los elevados precios.

Es posible conseguir un ahorro económico, sólo tendrás que encontrar aquella comercializadora que mejor se adapta a tus necesidades de consumo energético.