Inicio » Blog » ¿Sabes qué son las casas ecológicas y cuánto consumen?
casas-ecologicas

¿Sabes qué son las casas ecológicas y cuánto consumen?

Casas ecológicas, EECN o nZEB…. Los tres términos designan inmuebles caracterizados por la reducción prácticamente al mínimo del consumo energético.

Entendemos por EECN edificios de energía casi nula. Por otra parte, nZEB hace referencia al mismo concepto pero en inglés, Nearly Zero Energy Buildings.

Las directrices de la Unión Europea en esta materia son claras. Necesitamos reducir drásticamente las emisiones de CO2 a la atmósfera y además de fomentar el uso exclusivo de energías renovables, es primordial reducir el uso de la energía en sí.

De hecho, se establece el 31 de diciembre de 2020 como fecha límite para que todos los edificios sean de consumo de energía casi nulo. En el caso de los inmuebles de titularidad pública el plazo para adoptar las particularidades de los nZEB ya expiró el pasado diciembre de 2018.

Esta urgencia no es nueva para nosotros y todos sabemos qué medidas debemos adoptar para reducir el consumo energético en nuestros hogares y espacios de trabajo.

En este reto de reducir las emisiones es importante tener en cuenta el impacto ambiental de la construcción así como la conservación de los mismos edificios.

En la última Directiva (UE) 2018/844 referente a la eficiencia energética y a los edificios ya se contempla la idea de “lograr un parque inmobiliario descarbonizado […] y transformar los edificios existentes en edificios de consumo de energía casi nulo (EECN)”.

La necesidad de convertir los inmuebles en casas ecológicas o nZEB es tan urgente que incluso se organiza un evento con este motivo. Este año durante el pasado mes de octubre se celebró en Madrid la sexta edición del Congreso EECN.

¿Cómo se consigue una casa ecológica?

Partamos de la base de que la característica que por excelencia define a los nZEB o EECN es que deben producir por sí solos y los sistemas creados para ello la energía que necesitan para funcionar. Es decir, no pueden demandar más energía de la generada. A esto hay que añadir que la energía que emplean para sus funciones debe ser renovable, siendo idóneo obtenerla a partir del autoconsumo.

Para conseguir que un edificio de energía casi nula o casas ecológicas debemos prestar atención a los siguientes elementos:

  • La orientación del inmueble: es el principal detalle a tener en cuenta pues el inmueble ideal es aquel que sigue la trayectoria solar.
  • Los materiales con los que se construye.
  • El nivel de aislamiento de la vivienda.
  • Los sistemas de refrigeración y climatización.

Todos estos parámetros los podemos resumir en el concepto de arquitectura bioclimática que hace referencia a la construcción de edificios teniendo en cuenta las condiciones climáticas del lugar donde se va a levantar para aprovechar así los recursos energéticos del entorno y reducir al máximo el consumo de energía.

Para ello se estudia el clima, la vegetación, los materiales a emplear y las técnicas necesarias durante los procesos de edificación.

Así, lo ideal es proporcionar la electricidad a partir de paneles solares, por ejemplo; el calor para la calefacción a través de biomasa o la geotermia (para esta aplicación se encuentra en desarrollo todavía); refrigeración a partir de aerotermia, etc.

Al tener en cuenta todos estas premisas a la hora de construir un inmueble, obtendremos un nivel de aislamiento máximo que sumado a la utilización de fuentes renovables exclusivamente y sistemas como la biomasa o la aerotermia, nos permitirá conseguir una vivienda con un escaso consumo de energía.

Aunque ya existen viviendas de estas características, por el momento, implementar todos estos sistemas de eficiencia es muy costoso. No obstante, y según marcan las directrices europeas, será cuestión de pocos años que empecemos a ver este tipo de construcciones sobre todo en edificios públicos.

Comparte: