Inicio » Blog » ¿Qué es un recuperador de calor? Conceptos básicos
Que es un recuperador de calor

¿Qué es un recuperador de calor? Conceptos básicos

Para renovar el aire del interior de un edificio, era necesario extraer aire limpio del exterior y expulsar el viciado del interior mediante un sistema de ventilación mecánica compuesto por ventiladores de extracción y de impulsión. El problema consistía en que la temperatura del aire del interior del edificio se malgastaba al ser expulsado y los sistemas de climatización tenían que trabajar más y, por ende, gastar más energía.

El recuperador de calor y la eficiencia energética

El recuperador de calor supone la respuesta ante la necesidad de intercambiar el aire interno con el externo y, de paso, aprovechar la energía térmica del primero. Por tanto, el recuperador de calor es un dispositivo que permite aprovechar la temperatura y la humedad del aire proveniente del interior del edificio y adjudicarselas al aire fresco que extraemos del exterior. Cabe destacar que en ningún momento de este proceso, las dos fuentes de aire se mezclan, ya que eso iría en contra de la máxima de salubridad de los sistemas de ventilación.

Gracias al recuperador de calor, podemos calentar o enfriar el aire del exterior de forma eficiente sin un gasto extra de energía eléctrica.

¿Cómo funciona un recuperador de calor?

El recuperador de calor es capaz de aprovechar la temperatura del aire interior para enfriar o calentar el aire exterior gracias a un intercambiador o core. El intercambiador está compuesto por un entramado de láminas con aberturas contrarias por donde circulan las dos corrientes de aire, en contacto con dos superficies sólidas en las que se origina el intercambio del calor o del frío del aire interior con el aire externo.

Tipos de intercambiador

El recuperador de calor puede poseer diferentes tipos de intercambiador tales como:

  • Intercambiador de flujos cruzados: en este tipo de intercambiador, las corrientes de aire se cruzan de forma perpendicular la una con la otra. La eficiencia de este tipo de intercambiador estará comprendida entre el 50 % y el 85 %, dependiendo claro de las condiciones externas.
  • Intercambiador de flujos paralelos: en este caso, las corrientes de aire circulan de forma paralela y en sentido contrario la una a la otra; por ende, el tiempo que pasan en contacto ambas corrientes es mayor, así como la cesión de la temperatura.
  • Intercambiador rotativo: este intercambiador está compuesto por un rotor encargado de acumular el calor o el frío del aire interior, un motor eléctrico y la carcasa. La eficiencia que este intercambiador alcanza es desde el 65 % hasta el 70 %.

Los intercambiadores también pueden asimilar diferentes accesorios, cada uno con una finalidad concreta. Algunos de estos elementos son:

  • Unidades de filtración, es decir, filtros de aire.
  • Baterías de agua para elevar o enfriar mucho más la temperatura del aire.
  • By-Pass para aprovechar las condiciones climáticas del exterior y evitar que el aire de fuera no pase por el recuperador y no se realice el intercambio de temperatura.
  • Módulo de Enfriamiento Adiabático capaz de enfriar el aire mediante la humectación, sin necesidad de cesión de temperatura.

¿De qué depende la eficiencia de un recuperador?

La eficiencia o la capacidad de un recuperador de calor de ceder la temperatura y la humedad de una corriente de aire a otra depende no solo del tipo de intercambiador, también influye las condiciones del aire interior y exterior, y del caudal de ambos. Es decir, a mayor caudal de aire, menor es la eficiencia del recuperador de calor.

Sin embargo, cuanto mayor sea la diferencia de temperatura entre las dos corrientes de aire, mayor será la eficiencia del aparato.

Como has podido comprobar, el recuperador de calor es capaz de solucionar la problemática de la eficiencia energética en los edificios con sistemas de climatización que, además, necesita renovar el aire para asegurar la salud de sus habitantes. Gracias a este sistema, ni el aire acondicionado ni la calefacción tendrán que hacer horas extra. Y para aumentar la eficiencia y el ahorro, dispones del comparador de tarifas de AhorreLuz; un suministro hecho a medida.