Inicio » Blog » ¿Qué es un emisor térmico?
emisor termico

¿Qué es un emisor térmico?

La estación más fría del año —el invierno— parece interminable con sus bajas temperaturas y su luz escasa. Aunque cada día que pasa ganamos más horas de Sol, la sensación gélida todavía nos acompaña.

No es casualidad que la época más fría del año coincida con los meses en que recibimos facturas de energía más elevadas y es que se hace inevitable echar mano a cualquier sistema de calefacción. Eléctrica, de gas o estufas tradicionales, todas requieren de alguna fuente de energía para funcionar.

Elegir un método u otro para calentar nuestra vivienda dependerá de muchos factores —presupuesto, compromiso con el medioambiente, funcionalidades, características…—, pero sin duda, si hay algo corriente para el común de los mortales es el precio de las facturas.

En este sentido, aunando preocupación por el medioambiente y presupuesto, eficiencia y dinero se convierten en el tándem perfecto para nuestros bolsillos y también para nuestro planeta. Así, en este artículo veremos nuevas formas de calentar nuestra casa: el emisor térmico.

Un emisor térmico es un sistema de calefacción que se encuentra sujeto a la pared y se conecta a la red eléctrica para. Podemos decir que se asemeja a un aire acondicionado pero con una misión inversa: calentar las estancias.

El material principal del que está fabricado —aluminio— hace que se trate de un sistema eficiente al ser un buen conductor del calor, además, es capaz de mantener el calor durante mayor tiempo una vez apagado, ayudando así a conseguir un mayor ahorro energético.

Ventajas del emisor térmico

Se trata de un dispositivo de fácil instalación. Bastará con fijar en la pared mediante tornillos el soporte sobre el que se asienta y colocarlo cerca de una toma de corriente.

Una de las características principales del emisor térmico es su forma de calentar las estancias mediante la concentración de calor al estar fabricados de un material conductor como el aluminio, por lo que no emiten humo, gases ni desprende olores de ningún tipo, lo que los convierte en un sistema de calefacción cómodo y sin riesgos para la salud.

Otra de sus ventajas es que mantienen el calor perfectamente durante más tiempo una vez apagado el emisor, haciendo de esta forma de aclimatar nuestra vivienda un método eficiente y responsable con el medioambiente.

Al ahorro energético conseguido al permanecer caliente una vez apagado le sumamos la posibilidad de programar cuándo queremos que funcione.

Tipos de emisores térmicos

En la actualidad encontramos distintos modelos de emisores térmicos. Elegir uno u otro dependerá de nuestras necesidades al aclimatar el espacio donde vayan a ser fijados ya que depende de la extensión nos convendrá más uno u otro por su velocidad al alcanzar altas temperaturas o por mantener durante más tiempo el calor acumulado. A continuación veremos entre cuáles podremos decantarnos.

Emisor térmico seco

Si lo que buscas es calentar de forma rápida un espacio, el emisor térmico seco es la mejor opción. El calor se transmite en su interior por conducción y es emitido al exterior. Normalmente están hechos de aluminio lo que ayuda a conservar mejor las altas temperaturas. Se recomiendan para estancias que necesiten alcanzar una temperatura alta de forma rápida siempre y cuando el tiempo de encendido no sea muy prolongado, para horas de funcionamiento se recomiendan los de fluido o los de cerámica.

Emisor térmico de fluido

El emisor térmico de fluido, como su propio nombre indica, utiliza un líquido interno que calienta de forma uniforme todo el panel. Tarda más tiempo en alcanzar altas temperaturas si lo comparamos con el emisor térmico seco, pero a través de la inercia térmica mantiene el calor de forma residual de forma más prolongada. Su uso se recomiendo para lugares en los que deban permanecer entre 5 y 8 horas encendidos.

Emisor térmico cerámico

Para usos de más de 8 horas se recomienda la instalación de emisores térmicos cerámicos. Si bien es cierto que son los que más tardan en alcanzar una temperatura elevada, también son los que mejor conservan el calor. Debido a su material, en la actualidad podemos decir que son lo más eficientes energéticamente.

Como has podido comprobar, el emisor térmico puede posicionarse como una alternativa eficiente a la hora de calentar nuestra vivienda. Además, contar con varias opciones hará que puedas elegir aquella que mejor se adapte a tus necesidades.