Inicio » Blog » Pros y contras de los coches eléctricos
Coches Eléctricos, pros y contras

Pros y contras de los coches eléctricos

¿Te estás planteando comprar un coche eléctrico? si aún no lo has pensado es probable que en algún momento lo pienses ya que en un futuro cercano la normativa cambiará y los fabricantes comercializarán únicamente vehículos eléctricos.

Actualmente en un mercado no muy maduro nos encontramos ventajas y desventajas que tienes que conocer y valorar a la hora de tomar la decisión.

Ventajas del coche eléctrico

Coste del Carburante

Este es uno de los factores más importantes para los usuarios. Hay un notable ahorro en consumo entre un coche eléctrico y uno de combustión. Se estima que mientras un coche eléctrico recorre 100 kms con un solo euro un vehículo diésel con un consumo de 5,5l lo haría por 7,37 euros (contando con un precio de 1,34€/l de diésel).

Además, en la actualidad existen opciones como la tarifa de discriminación horaria que permiten un amplio ahorro de luz en horas nocturnas, con lo cual, puede ser una opción interesante si dispones de coche eléctrico.

Cero emisiones

Los coches 100% eléctricos no emiten ningún gas contaminante durante su funcionamiento. Además, la fabricación de estos vehículos es más respetuosa con el medio ambiente, con lo cual, si eres una persona concienciada y te preocupa el medio ambiente será una ventaja importante tener en cuenta.

Mantenimiento más económico

Este será otro coste que agradecerá nuestro bolsillo. Al no tener que cambiar líquidos y filtros, la revisión se reduce a aquellos elementos expuestos al desgaste, chequeo de las baterías y los motores eléctricos.

Aparcamiento

Este será otro ahorro. En las grandes ciudades los propietarios de coches eléctricos pueden aparcar en zona azul de forma gratuita. Además, en determinados aparcamientos existen puntos de recarga donde el uso de estos cargadores está bonificado.

Menor ruido

Eliminamos los ruidos característicos del motor, los ruidos provocados por las vibraciones y los desgastes que estas producen. Esto provocará una conducción más cómoda y relajada.

Condiciones de Financiación

Los fabricantes apuestan por este tipo de vehículos y para incentivar la compra promueven condiciones de financiación con mejores características que las que tienen los vehículos de combustión tradicional.

Desventajas del coche eléctrico

El precio del coche eléctrico

El precio de partida de los coches eléctricos es claramente más alto que el de sus equivalentes en combustible tradicional.

Poca autonomía

Este es un factor que todavía ha de madurar ya que en la actualidad la autonomía de las baterías oscila entre los 150 kilómetros y los 600 kilómetros de un Tesla Model S (uno de los coches más caros del mercado eléctrico).

Puntos de recarga

Si comparamos los 2.200 puntos de recarga existentes en la actualidad a las 11.000 gasolineras que existen en España pronto nos damos cuenta que aún le queda camino por recorrer a este sector. El miedo a quedarnos “tirados”, sin un lugar para poder recargar, es otro factor en desventaja en comparación a la infraestructuras existentes que abastecen al coche convencional.

Escasa oferta de modelos

Sabemos que la movilidad eléctrica se impondrá en el futuro, pero en la actualidad si comparamos la oferta de vehículos de combustión con la oferta de eléctricos vemos que no hay mucho dónde elegir.

Precio de las baterías

Este problema se va solventando en algunas marcas como Renault mediante la opción de alquiler a cambio de rebajar el precio del vehículo. Las baterías además de ser uno de los elementos más importantes en un coche eléctrico es uno de los elementos más caros del mismo. Por ello, es necesario que las marcas desarrollen nuevas fórmulas y prácticas que permitan la posibilidad de reducir el elevado coste que ahora tienen.

¿Compensa tener coche eléctrico?

Como se suele decir, esta es la “pregunta del millón”, bajo nuestro punto de vista y en el momento actual en el que nos encontramos, tenemos que tener claro que si comparamos el coste de un coche eléctrico con uno de gasolina, a corto plazo, el eléctrico no interesa, sin embargo, visto a 5 – 10 años sí que nos interesa debido al ahorro que conseguimos en combustible y mantenimiento.

Está claro que el factor económico es muy (o quizá el más) importante, pero hay otros factores como el compromiso con el medioambiente que unidos pueden hacer que la balanza se decante por el coche eléctrico.