Inicio » Blog » ¿Por qué varía el precio de la luz?
Por qué varía el precio de la luz

¿Por qué varía el precio de la luz?

Saber por qué cambia el precio de la luz, al alza, en su mayoría, es una cuestión importante que nos hará tomar decisiones más sabias respecto a nuestro suministro eléctrico con el fin de reducir al máximo el importe de la factura de la luz.

En otras ocasiones hemos hablado del pool o mercado eléctrico, donde se compra y vende energía y donde se producen las variaciones en el precio de la luz, pero ¿a qué se deben dichas oscilaciones?

¿Mercado libre o mercado regulado?

La principal cuestión que debemos aclarar para entender que el precio de la luz puede variar es que existen dos mercado donde contratar la energía, esto ya lo sabrás.

En el mercado regulado solo existe una tarifa, la denominada como Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC). Está regulada por el gobierno y sujeta a la oferta y la demanda, razón principal por la que puede variar el precio de la luz.

Con esta tarifa, el consumidor paga un precio diferente por la energía consumida según la hora del día. En este sentido, para evitar sorpresas en la factura de la luz, conviene consultar cuáles son los tramos más caros y cuáles los más baratos.

En la página oficial del el Operador del Mercado Ibérico de Energía (OMIE), puedes consultar el precio de la luz durante las 24 horas del día.

En cambio, en el mercado regulado puedes pactar con tu comercializadora un mismo precio para las 24 horas del día y durante la vigencia del contrato, así sabrás en todo momento cuánto pagarás en tus recibos. Pero elegir un mercado u otro no son los únicos motivos relacionados con la variación del precio de la luz.

Condiciones climáticas adversas

Esta es otra de las razones por las que podemos sufrir un incremento del precio de la luz y es que cuando se producen periodos de sequía, falta de viento o escaso sol, la producción de energía a partir de fuentes renovables cae y, por tanto, se debe recurrir a otras tecnologías más caras como el carbón, por ejemplo.

Por suerte, esta causa está perdiendo fuerza al incrementarse los GW instalados de potencia renovable como consecuencia de la transición energética.

También suele suceder que cuando se producen olas de frío así como falta de lluvias, la materia prima se encarece y, por tanto, generar energía se vuelve más caro, afectando directamente al precio de la luz.

Aumento de la demanda energética

Seguro que recuerdas periodos invernales en los que el precio de la luz se ha visto incrementado y es porque durante los meses más fríos el uso de la calefacción, por ejemplo, se dispara, aumenta la demanda de energía y se encarece el precio de la luz.

Sin duda, la mejor alternativa para esquivar este inconveniente es contratar una tarifa de precio fijo, es decir, mismo precio 24 horas, con la que pagarás todo el año un mismo precio por kilovatio, evitando así que la subida la luz en un momento determinado arruine tu factura de la luz.

En Ahorreluz tenemos la solución para que tu factura de la luz y, por ende, tu bolsillo se vean perjudicados tras una subida en el precio de la luz. Gracias a nuestro comparador energético podrás encontrar a golpe de click la tarifa de precio fijo que mejor se adapta a tus necesidades.

Comparte: