Inicio » Blog » Guía para instalar un punto de recarga en tu domicilio
Instalar Punto de Recarga

Guía para instalar un punto de recarga en tu domicilio

Acabo de salir del concesionario con mi coche eléctrico nuevo y pienso: ¿Y ahora dónde lo recargo? ¿Cómo hago para instalar un punto de recarga en mi casa? ¿Qué debo saber antes de realizar la obra?

Hay que tener en cuenta varios factores a la hora de instalar un punto de recarga, como son:

  • Tipo de vivienda
  • Suministro eléctrico
  • Potencia contratada
  • Wallbox
  • Aviso escrito

Tipo de vivienda: Si vives en una vivienda unifamiliar con garaje te será mucho más sencillo, además de que podemos configurar un punto de recarga desde coste cero hasta alrededor de 750 euros; en cambio, si vives en un piso será necesario realizar una obra que rondará los 1500 euros, dependiendo del instalador, materiales, dificultad de la obra, etc.

Suministro eléctrico: Una vez que vayamos a realizar la obra es necesario decidir desde donde se va a realizar el suministro eléctrico. Aquí disponemos de tres opciones, la primera es realizar una derivación desde nuestro contador del suministro eléctrico. En caso de no poder realizarse desde el contador, tendríamos dos opciones más; una sería realizar la derivación desde el contador del garaje comunitario con la instalación de un contador secundario, para que la comunidad de propietarios del garaje te cobre por la electricidad consumida del punto de recarga. La otra opción sería realizar la instalación de un nuevo suministro eléctrico, es la solución menos económica porque tendríamos dos facturas eléctricas, una para la vivienda y otra para el punto de recarga.

Potencia contratada: Dependiendo de nuestras necesidades eléctricas en nuestra vivienda, el tipo de coche, la velocidad de carga que necesitemos, el número de coches para recargar, etc. Para una recarga ocasional se podría cargar el coche con un enchufe convencional con conector schuko, que suele limitarse a 10 A y unos 2,3 kW de potencia contratada. Para una recarga más rápida habría que instalar una base mural de carga o también llamado “wallbox”.

Wallbox: La opción que tenemos para recargar más rápido es instalar un wallbox, que cuenta con un conector específico para la recarga de coches eléctricos. Esta base de recarga cuenta con sistemas de seguridad para evitar que roben electricidad de tu punto de recarga, sistema de bloqueo mediante llave, sistema de protección de la línea. Generalmente, funcionan a 16 A, unos 3,6 kW, pero admiten más potencia de recarga, pero se necesitaría más potencia contratada e instalación con cable de mayor sección. Esta instalación rondaría entre los 500 y 750 euros.

Aviso escrito: en caso de tener que realizar la instalación en un garaje comunitario solo es necesario informar por escrito, de manera oficial, al presidente de la comunidad o administrador de la finca.