Inicio » Blog » ¿Qué generador eléctrico te conviene más?
Tipos de Generador Eléctrico

¿Qué generador eléctrico te conviene más?

Antes de profundizar en el tema que nos atañe, hablaremos brevemente sobre que es un generador eléctrico, sus componentes básicos y que tipos existen.

Básicamente, un generador eléctrico es un dispositivo o equipo capaz de generar energía eléctrica gracias a la energía mecánica generada en un rotor y estator.

Se conforma de unos componentes básicos que son un motor de combustión, un alternador, un tanque de combustible y algunos generadores pueden tener hasta una batería y sistemas de refrigeración.

Los generadores eléctricos se pueden diferenciar según varios tipos, que son:

  • Instalación: portátiles o fijos. Depende de su finalidad, si es para usarlo solo en la vivienda o poder transportarlo para otros usos.
  • Motor: 2T o 4T. Los motores de 2 tiempos son más ruidosos pero consumen menos, en cambio los 4 tiempos tienen un precio mayor pero son más silenciosos.
  • Combustible: diesel o gasolina. Aunque el diesel es más económico, si la finalidad es para un uso esporádico mejor optar por uno de gasolina.
  • Tipo de fase: monofásicos o trifásicos. Generalmente, los trifásicos son para un uso industrial.
  • Tecnología: pueden ser convencionales, inverter o fotovoltaicos. Los convencionales generalmente se usan para usos de maquinaria de trabajo, los inverter para equipos electrónicos que necesitan una energía más estable y los fotovoltaicos producen energía completamente gratuita, pero su precio es más elevado.

Visto ya los tipos de generadores eléctricos que existen, ahora es el turno de saber cual es nuestra necesidad energética y su potencia. Para ello, seguiremos estos tres sencillos pasos:

  • Primer paso: hacer una lista de todos los equipos eléctricos que vayas a utilizar y su potencia (W).
  • Segundo paso: del resultado de la suma de la potencia de todos los equipos eléctricos, es recomendable añadir un 20% más para que no se fuerce al máximo.
  • Tercer paso: calcular las horas estimadas de funcionamiento; en caso de no usarse más de 8 horas llega con uno de 3.000 r.p.m. En cambio si va a usarse mucho tiempo es recomendable optar por uno de 1.500 r.p.m.