Inicio » Blog » Las llamativas características de la energía azul
Energía Azul

Las llamativas características de la energía azul

Está claro que uno de los grandes retos a los que nos enfrentamos a corto, medio y largo plazo es la sustitución de energías fósiles por energías que provienen de fuentes inagotables, es decir, energías renovables.

Existen varias formas de generar este tipo de energía según el recurso natural que se aproveche pero en este caso nos vamos a centrar en conocer qué es y cómo se produce la energía azul.

¿Cómo se crea la energía azul?

La energía azul, también conocida como energía osmótica, es un tipo de energía que es liberada en el resultado de la unión de agua dulce con agua salada. La energía azul se obtiene gracias a la diferencia de concentración de sal entre el agua dulce y salada a grandes presiones. Cuanto más diferente es el porcentaje de sal entre ambos tipos de agua más presión se genera y por tanto mayor cantidad de energía se desprende.

La energía azul u osmótica se produce en las desembocaduras de los ríos que son los lugares de unión donde el agua de los ríos fluye hacia el mar entrando de esta manera en contacto un tipo de agua con el otro.

La parte menos buena de este sistema son los elevados costes. Aunque se lleva produciendo desde los años 70 la importante inversión requiere hace que no progrese pese a que una de las grandes diferencias y ventajas que presenta frente al resto de energías es que se produce de forma continua ya que no tiene dependencia de las condiciones climáticas como sucede con la solar o eólica.

Proceso de producción de la energía azul

En dos cámaras separadas por una membrana intermedia se vierte agua dulce y agua de mar. La sal del agua marina provoca que el agua dulce atraviese esta película provocando con ello un aumento de presión en el lado del agua de mar.

Esta presión que se genera sería similar a la ejercida en un salto de agua de grandes dimensiones, en este caso, es utilizada para hacer funcionar una turbina que a su vez genera la electricidad.

Algunas estimaciones consideran que una planta de energía azul puede abastecer unos 10.000 hogares. La infraestructura para conseguir estaría formado por una membrana de 5 millones de metros cuadrados montada en espiral.

Ventajas de la obtención de energía azul

La energía azul es una fuente de energía sin emisiones de dióxido de carbono.

La energía azul se puede obtener en todo el mundo.

Las plantas de energía azul permiten extraer la energía azul sin perjudicar el entorno ecológico del lugar, por lo tanto genera un impacto ecológico muy bajo o nulo.

El proceso de producción de energía azul es constante como hemos explicado, es decir, no está sujeta a las fluctuaciones del tiempo como sucede con la energía solar, eólica o hidráulica.

Como puedes ver, a simple vista la obtención de este tipo de energía podría ser un proceso muy interesante en un futuro con la gran ventaja del poco impacto ecológico que ello conlleva. En los próximos artículos explicaremos de manera detalladas los otros tipos de energía renovable que conocemos en la actualidad.