Inicio » Blog » ¿Cómo obtener tu certificado de instalación de gas?

¿Cómo obtener tu certificado de instalación de gas?

¿Sabías que para dar de alta el gas en una vivienda nueva necesitas un certificado de instalación de gas? También te hará falta si reactivas el suministro después de 2 años de baja, cambias la instalación de tu casa, de comercializadora o de tarifa.

Por eso, para realizar cualquier trámite que necesite suministro de gas necesitas primero que esté certificado para poder asegurar que no existe ningún problema.

Si necesitas uno pero no sabes cómo, hoy vamos a explicarte qué debes hacer para conseguirlo.

Por qué necesitas un certificado de instalación de gas

Existen cuatro razones por las que puede que necesites uno:

  • Tienes una vivienda de nueva construcción o el gas en tu vivienda ha estado de baja durante dos años.
  • Planeas hacer cambios en tu instalación: gas, caldera, etc.
  • Te gustaría cambiar de tarifa y/o de comercializadora
  • Cada 5 años tu instalación debe ser inspeccionada

En cualquiera de estos casos es necesario que tengas un certificado de instalación de gas o tu comercializadora podría negarse a dar de alta el suministro.

En caso de que se trate de una inspección y encuentren problemas, deberás solucionar las anomalías además de enviar el justificante de que están corregidas. Si la compañía no lo recibe, es posible que te interrumpan el suministro.

Cómo conseguir el certificado de instalación de gas

Tanto la distribuidora como la empresa que lo instala están certificadas para expedir los certificados. El técnico que lo realice deber ser un instalador autorizado con certificado RITE —Reglamento de Instalaciones Térmicas de Edificios—. Una vez la inspección es favorable, el inspector lo registrará en la dirección general de industria de tu comunidad autónoma.

El precio fluctúa ya que depende de la instalación y las características de la vivienda, además de la empresa que realiza la inspección.

Una vez realizada la inspección el plazo para recibirlo es de 7 días naturales. En caso de ser desfavorable, surgen dos opciones:

  • Anomalía principal: si no se pudiera corregir automáticamente, se cortará el suministro. El titular deberá pagar a un instalador para arreglar los problemas.
  • Anomalía secundaria: no se corta el suministro pero existe un máximo de 15 días naturales para que un técnico lo corrija.

Cada cinco años se debe revisar, la distribuidora se comunicará contigo con tres meses de antelación que va a realizar la instalación.

Puedes elegir hacer el trámite con ellos o contratar un instalador autorizado por tu cuenta. Si no avisas en 45 días, la distribuidora se hará cargo de la inspección y te comunicará la fecha con al menos cinco días de antelación. No debes preocuparte por el pago ya que se cobrará en tu próxima factura, independientemente de quien la realice.

Ahora que ya conoces los detalles del certificado de instalación de gas, ya sabes dónde puedes solicitarlo. Vivas en una casa unifamiliar o en una comunidad de vecinos, ambos deben ser inspeccionados cada cinco años —a menos que no tengan suministro de gas—.

Comparte: