Inicio » Blog » 5 medidas que te harán ahorrar en la factura de gas
Ahorrar en la factura de gas

5 medidas que te harán ahorrar en la factura de gas

El invierno no ha llegado oficialmente pero su frío sí por lo que calderas empiezan a echar humo y las duchas de agua hirviendo son el mejor método para entrar en calor.

A veces, en la necesidad de mantener una temperatura adecuada en nuestra vivienda la factura de gas se ve resentida por el aumento del precio.

Como no podemos hacer nada contra las bajas temperaturas y nuestra única forma de combatir el frío es abrigarnos muy bien y la calefacción, te contaremos qué puedes hacer para que calentar tu vivienda no arruine tu economía familiar y tus facturas de gas no se disparen.

Asimismo, las siguientes recomendaciones te ayudarán a ahorrar energía y a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera, principales responsables del cambio climático. O tal vez te lleven a replantearte otras formas de calentar tu casa como las calderas de biomasa.

1. Aislamiento de puertas y ventanas

La primera recomendación es que mantengas tu vivienda bien aislada para que el tiempo que esté encendida la calefacción sea útil y se conserve la temperatura confortable dentro. Esto ayudará a que tu factura de gas no se vea incrementada pues bastará con programar la caldera para que se encienda a ciertas horas y el resto del tiempo se mantenga el calor en el interior.

Es muy sencillo conseguir un inmueble bien aislado. No hacen falta obras. Habitualmente la mayoría de viviendas cuentan con ventanas de aluminio e incluso de doble acristalamiento que dificulta la penetración del frío y a la vez mantiene el calor que desprenden los radiadores.

En el caso de que tu vivienda cuente con puertas y ventanas muy antiguas y que por tanto la entrada de frío por ellas sea posible, conviene prestar atención a la decoración. No, no te estamos tomando el pelo. Bastará con colocar cortinas gruesas que impidan la penetración del aire.

2. Aprovechar las horas de Sol

En invierno las horas de Sol son más reducidas sin embargo, contamos con bastantes días soleados que debemos aprovechar para aclimatar nuestra casa.

Abre las ventanas por las mañanas para ventilar el interior de tu vivienda y permite que entren los rayos de Sol. Esto ayudará a mantener una temperatura adecuada reduciendo las horas de encendido de la calefacción y por tanto, ahorrando en tu factura de gas.

3. Colocar los grifos de la casa en la posición de agua fría

Puede parecerte una tontería pero, a veces, por defecto, tenemos los grifos en la posición de agua caliente y al encenderlos automáticamente el calentador se activa realizando un consumo de gas.

No siempre que abrimos el grifo requerimos agua caliente, por ello conviene dejarlo en el color azul y al utilizarlo cambiarlo a agua caliente si fuera necesario.

4. Concentrar el calor

Una vez encendemos la calefacción el gasto ya está hecho y nuestra factura de gas lo reflejará. Así que lo mejor que podemos hacer es aprovechar el tiempo que permanece encendida e intentar que, una vez apagada, el calor dure lo máximo posible.

Conviene cerrar las puertas y ventanas de las estancias así la concentración de calor será mayor y las zonas alcanzará la temperatura deseada.

5. Realizar mantenimiento periódico

Tras permanecer cierto tiempo sin funcionar, antes de encender la calefacción conviene realizar un mantenimiento para comprobar que todo está correcto. Así nos aseguramos de que a la hora de ponerla en marcha el consumo energético no se dispare por cualquier avería, algo que perjudicaría nuestra factura de gas ya que su precio también se incrementaría.

Así, cuando se acabe la temporada también estaría bien realizar una revisión de cara al próximo invierno.

Estas son sólo algunas medidas que te proponemos para que este invierno el encendido de tu caldera o el incremento del consumo de agua caliente no encarezca tu factura de gas y te lleves sorpresas.

Si aplicando todos estos consejos tu factura de gas aún sigue siendo cara siempre puedes acceder al comparador energético de Ahorreluz y buscar la tarifa de gas que más te convenga.