Inicio » Blog » 4 consejos para pagar menos luz en otoño
4 consejos para pagar menos luz en otoño

4 consejos para pagar menos luz en otoño

¡Que levante la mano quien se quiera salvar! Es la letra de una de las canciones de la cantante Lucrecia que hoy recordamos para animarte a que seas uno de esos usuarios que se suman a las prácticas para pagar menos luz este otoño.

¿Quién no quiere librarse de pagar más por sus facturas? La electricidad es un servicio que constantemente se ve afectado por las fluctuaciones que se producen en el mercado. Sequía, encarecimiento materia prima o aumento en la demanda de la energía son algunas de las causas que explican el encarecimiento de la luz.

Para que este incremento en el coste de la electricidad te afecte lo menos posible hoy te contaremos qué medidas puedes adoptar como consumidor.

Cuida tus electrodomésticos

Los electrodomésticos son los causantes de la mayoría del consumo energético que se realiza en los hogares. Es por ello que suponen un buen foco de actuación que nos permitirá pagar menos luz.

El primer paso es verificar que el estado de todos nuestros dispositivos es el idóneo para seguir funcionando. No sé si sabes que los equipos en mal estado pueden disparar el consumo de energía.

Realizar tareas de mantenimiento de forma habitual es una buena forma de cerciorarnos de que están listos para ser utilizados sin que su consumo energético suponga un problema.

Si estás pensando en cambiar alguno de tus aparatos eléctricos tómate el tiempo que necesites para buscar aquellos que sean más eficientes. Bastará con saber leer su etiqueta energética para comprar aquel dispositivo que requiera un menor consumo de energía para realizar sus tareas de forma óptima.

¿Sabes qué potencia eléctrica tienes contratada?

Probablemente la respuesta sea que no. La mayoría de usuarios no conocen la potencia que tienen contratada y ello puede repercutir en el resultado final de tu factura.

Has alquilado un piso y no te has parado a revisar los suministros. Esperas a que llegue un recibo detrás de otro y no te paras a revisar los conceptos por los que estás pagando. Es un síntoma común entre los mortales derivado, normalmente, del desconocimiento y la desinformación que existe alrededor del sector energético.

Si este es tu caso coge tu factura y revisa el término de potencia eléctrica que tienes contratada. En función del rango pagarás más o menos en ellas.

La buena noticia es que ese rango se puede cambiar para empezar a pegar menos luz.

En ocasiones la potencia contratada es superior a la que realmente necesitamos. Una forma de calcular qué rango se adaptaría a nuestras necesidades de consumo es sumando las potencias de los distintos aparatos eléctricos que tenemos en casa.

El resultado nos dará una aproximación del rango de potencia que mejor cubriría nuestra demanda energética.

Si tras esta operación estimas que tu potencia es superior bastará con ponerte en contacto con tu actual compañía para reducirla y así ahorrar en tus próximos recibos.

¿Todavía no conoces la discriminación horaria?

La tarifa de discriminación horaria es una modalidad que establece dos períodos de facturación: uno más barato (valle) y otro más caro (período).

Pagar menos luz con esta opción posibles si desplazamos nuestras acciones que mayor consumo energético requieren a las horas donde las electricidad es más barata. Un cambio de hábitos será suficiente para conseguir un ahorro con esta tarifa.
Por ejemplo, puedes cargar la lavadora o el lavavajillas y programarlos para que funcionen durante la noche que es cuando se establecen las horas valle, es decir las más baratas.

¿Has probado a utilizar un comparador energético?

Otra forma que puede ayudar a pagar menos luz es elegir la compañía eléctrica que ofrece mejores precios.

Para ello puedes utilizar herramientas como el comparador energético que a partir de la introducción de algunos datos de consumo te mostrará las alternativas que más se ajusten a tus necesidades de consumo.