Inicio » Blog » Luces LED en pasos de peatones
Luces LED en pasos de peatones

Luces LED en pasos de peatones

¿Quién no ha cruzado alguna vez un paso de cebra mirando el móvil ajeno al tráfico? Que levante la mano quien nunca haya cruzado, incluso, por mitad de la vía. Todos en algún punto nos hemos jugado la vida intentando cruzar la calle.

Por ello, cada vez son más las medidas tomadas para evitar un tipo de accidente muy común en nuestra sociedad: el atropello de peatones. Ya sea porque no estaban bien señalizado el paso de peatones o porque se cruza por un lugar indebido.

En la actualidad, una de las precauciones para incrementar la seguridad en los pasos de cebra es la instalación de iluminación extra para evitar siniestros, y en este sentido cada vez son más las ciudades que apuesta más por las luces LED, cuya instalación sólo supone ventajas, tanto en incremento de seguridad como en ahorro energético.

Esta apuesta por la tecnología LED en pro de la mejora de la seguridad vial supone, además, una alternativa sencilla, económica y eficiente. Además de llamar la atención de los viandantes que andamos despistados, supone un ahorro significativo en iluminación pública, algo que al final pagamos todos.

Es cierto que la luces LED cada vez están más presentes en nuestra vida diaria por su durabilidad, eficiencia y sobre todo por la reducción económica que suponen en la factura final. Por lo que además de instalarse en el suelo como medida preventiva para evitar atropellos, también se están cambiando los semáforos convencionales por semáforos LED, con el fin de reducir costes y contribuir a la sostenibilidad del medio ambiente, promoviendo el ahorro de energía.

Ventajas de luces LED en ciudades

De este modo, es una brillante idea colocar luces LED en el exterior por varios motivos. El principal es que llaman de una manera más efectiva la atención de los peatones que cada vez somos más los que caminamos mirando sin levantar la vista de nuestros dispositivos móviles. Además de velar por nuestra seguridad no suponen un derroche de fondos, puesto que otro aspecto importante es la reducción del impacto económico que repercute a la administración así como también el impacto medioambiental que supone la instalación lumínica en las vías.

Atendiendo al aspecto económico, las luces LED suponen un ahorro significativo. Puede que no tanto a corto plazo puesto que su compra puede resultar un poco elevada, pero sí en lo que respecta al ahorro que se produce a medio plazo. Su durabilidad y resistencia, permite su larga vida ya que no hace falta cambiarlos con frecuencia, pues es muy difícil su rotura al estar fabricados de plástico.

Además de la demanda en la instalación de luces LED en los pasos de peatones, esta tecnología cada vez gana más terreno en lo que a seguridad vial respecta. Hacer que las señales de tráfico sean visibles para todos es una realidad y además una realidad respetuosa con el medio ambiente y nuestro planeta, algo muy importante en los tiempos que corren.

Cada vez son más las ciudades españolas que se están sumando a esta alternativa que pretende reducir el número de atropellos en una acción tan simple como la de cruzar un paso de peatones. Tanto es así, que algunas ciudades ya están implantando los llamados “paso de peatones inteligentes”, con sensores de movimiento y luces LED que se encienden automáticamente alertando a esos conductores que por un despiste, se los saltan.

Por tanto, hablar de eficiencia energética y seguridad, nos remite a luces LED como resultado. Mejoran la visibilidad en espacios tan importantes como las vías y además suponen una reducción de costes así como un mantenimiento más sostenible de nuestro planeta al que debemos cuidar seriamente.