Cambiar tarifa de luz y gas

Pasa que a veces contratamos una tarifa de luz y gas cuyas prestaciones al final no son lo que esperábamos y no acaba de convencernos. Esto tiene fácil y rápida solución: cambiar de tarifa.

Hoy día existen numerosas compañías que ofrecen servicios de luz, de gas o de ambos combinados en el mismo contrato. Esto es a elección personal, pero normalmente existen diferentes ofertas para los dos suministros a la vez.

¿Cómo cambiar de tarifa de luz y gas?

El cómo es la cuestión que nos suele preocupar más. Esto sucede por el desconocimiento que hay en general respecto al sector energético. Pero es bastante sencillo.

Si quieres cambiar de tarifa de luz y gas porque la que tienes actualmente no te convence sólo tendrás que buscar cuál deseas contratar y comunicárselo a tu actual compañía si decides modificarla o, incluso, también puedes trasladar tus suministros a otra compañía diferente.

En el primer caso, si deseas cambiar solo de tarifa de luz y gas, deberás ponerte en contacto con tu comercializadora y comunicar el cambio.

En el segundo caso, que quieras cambiar también la compañía que gestiona tus suministros, en primer lugar tendrás que elegir en qué nueva comercializadora deseas contratar.

Ventajas de cambiar de tarifa

Entre las ventajas de cambiar de tarifa de luz y gas encontramos:

  • Ahorrar en los recibos.
  • Elegir libremente aquella tarifa que ofrece los suministros de luz y gas en conjunto según nuestros hábitos de consumo y obtener descuentos.
  • La posibilidad de acogerse a diferentes ofertas que publican las compañías para suministros en pack.

¿Qué tener en cuenta antes de cambiar de tarifa

  • Prestar atención al precio del kilovatio en el caso de la luz de la nueva tarifa.
  • Cuánto duran los descuentos que se aplican y sobre qué precio se aplican —término fijo o término de consumo—.
  • Si existe o no cláusula de permanencia.
  • Qué servicios incluye la tarifa.

En definitiva se trata de leernos bien el contrato, punto por punto, para no llevarnos sorpresas desagradables en el futuro.

Recuerda que puedes cambiar de tarifa siempre que quieras, contratar luz y gas por separado o en forma de pack, todo queda a tu elección.

Tú, como consumidor, tienes total libertad para elegir qué tarifa te conviene más. En el comparador de AhorreLuz ponemos a tu disposición una herramienta que te facilitará la búsqueda de tarifas según tus necesidades energética. También podrás comprobar si te conviene más una tarifa que combine ambos suministros (luz y gas) o por separado.

Usamos cookies propias y de terceros para ayudarte en tu navegación. Si continuas navegando consideramos que aceptas el uso de cookies. Más información.