Factura de luz por horas

¿Conoces la tarifa de discriminación horaria? ¿Te conviene contratarla? Hoy resolvemos todas tus dudas acerca de la factura de luz por horas.

Antes, te debemos recordar que como consumidor puedes elegir con qué compañía eléctrica facturar tus suministros, si quieres elegir tu factura de luz por hora o pagar siempre el mismo precio por la electricidad que consumes.

El sector energético nacional está formado por dos mercados: mercado regulado y mercado libre.

En el mercado regulado encontramos la tarifa PVPC (Precio Voluntario al Pequeño Consumidor) gestionada por el gobierno. Esta tarifa está destinada a todos aquellos usuarios con una potencia contratada inferior a los 10 kW. En esta opción, el precio de la electricidad está sujeto a distintas variaciones entre ellas la meteorología y la demanda existente.

Por el contrario, en el mercado libre podemos encontrar tarifas a precio fijo y diferentes ofertas. En este caso, las compañías que pertenecen al mercado libre disponen de total autonomía para establecer el precio de la electricidad que deseen según su propio interés.

Una de las ventajas de contratar los suministros en el mercado libre es que se evitan las subidas de precios que a veces se producen derivadas del aumento de la demanda o de la escasa producción por las condiciones meteorológicas en el caso de la generación de electricidad a partir de renovables.

En el caso de preferir contratar una compañía que se encuentre dentro del mercado regulado, una posible opción para obtener la factura de luz por horas es acogerse a la tarifa de discriminación horaria.

Tarifa de discriminación horaria

¿Qué es la tarifa de discriminación horaria? La tarifa de discriminación horaria es aquella que diferencia entre dos ciclos distintos de facturación, estableciéndose un precio para electricidad distinto en cada periodo. Es decir la energía que consumes por la noche tendrá un precio, normalmente, más barato que la que utilizas por la mañana.

Así, esta tarifa te permite obtener una factura de luz por hora donde el precio del kilovatio variará y no será siempre el mismo.

En la discriminación horaria encontramos dos periodos claramente diferenciados:

  • Horas valle: se corresponde con el ciclo de facturación nocturna donde la electricidad es más barata.
  • Horas punta: representa la franja diurna de facturación en la que la energía consumida se paga a un precio mayor.

Aquellos hogares en los que el consumo de energía sea mucho mayor porque dispongan de coche eléctrico por ejemplo, también existe un tercer período de facturación denominado supervalle, en el que la electricidad es incluso más barata que en las horas valle.

Por norma general, un hogar promedio con la tarifa de discriminación estándar (dos períodos) ya consigue un ahorro bastante notable.

Las horas valle son aquellas que se desarrollan en invierno desde las 22.00 hasta las 12.00 y en verano desde las 23.00 hasta las 13.00.

De este modo, las horas punta son aquellas que abarcan en invierno desde las 12.00 hasta las 22.00 y en verano desde las 13.00 hasta las 23.00.

Al obtener la factura de luz por horas solo tendrás que realizar un pequeño ajuste en tus hábitos de consumo para desplazar a las horas más baratas aquellas tareas que mayor energía consumen para que así el ahorro sea máximo.

Una recomendación para obtener el máximo beneficio de esta tarifa es por ejemplo, programar tanto lavadora y lavavajillas para que funcionen por las noches, ya que ambos son de los electrodomésticos que más consumo de energía generan.

De una forma u otra, si no estás contento con los servicios que te ofrece tu compañía, sea en formato de factura de luz por horas o precio fijo, siempre podrás elegir en qué mercado quienes contratar tus tus suministros eléctricos.

Usamos cookies propias y de terceros para ayudarte en tu navegación. Si continuas navegando consideramos que aceptas el uso de cookies. Más información.