Cómo leer la factura de luz

Leer la factura de la luz a veces puede resultarnos un poco complicado pero es fundamental que conozcamos todos los conceptos que la componen para saber qué estamos pagando realmente.

A veces, ni siquiera sabemos si estamos facturando en el mercado regulado o en el mercado libre por ello empezaremos explicando la diferencia entre los dos mercados que componen el sector energético nacional.

Por un lado tenemos el mercado regulado, el cual opera con la tarifa de PVPC (Precio Voluntario al Pequeño Consumidor), es decir, todas las compañías eléctricas que pertenecen a este mercado (compañías de referencia) están gestionadas por el estado que es quien establece el precio de la energía.

Por otro lado, tenemos el mercado libre, donde cada compañía establece el precio de sus propias tarifas. Aquí, las comercializadoras pueden ofrecerte precios personalizados según tus preferencias.

Dependiendo del mercado en el que factures tus suministros la factura puede tener una estructura diferente. En este caso, veremos cómo está estructurada una factura convencional.

¿Cómo es mi factura de la luz?

Al coger la factura, verás que en la parte superior aparece el logotipo de la compañía eléctrica con la que facturas tu suministro, seguido del período de consumo por el que vas a pagar esta factura, dicho período podrá ser mensual, bimensual, anual, etc. Según el tipo de contrato que tengas.

Debajo de estos apartados, además de aparecer todo lo referido a los datos personales de la persona titular, encontrarás la información referente al contrato en sí, es decir, aparecerá el CUPS (Código Universal del Punto de Suministro) que viene a ser la identificación de tu suministro.

Una vez analizada toda la información que aparece en la parte superior de la factura, pasamos a detallar todos los conceptos y términos que nos pueden sonar raro y rápidamente entenderás todos los costes que integran tu recibo.

Peaje de acceso

Se trata de un gasto fijo y que se cifra según la potencia eléctrica que tengas contratada y también si dispones de tarifa de discriminación horaria o no. El pago de este concepto también incluye el uso de las redes de transporte y distribución de la energía.

Facturación por la potencia contratada

Este es uno de los conceptos que se han de pagar aún cuando no haya consumo de energía, a mayor potencia, mayor costes. Se paga por la potencia eléctrica que tienes contratada por eso es tan importante revisar si tenemos la adecuada o si, por el contrario, podemos reducirla y abaratar la factura final.

Facturación energía consumida

Aquí aparece el coste real de lo que ha sido nuestro consumo en el período que se está facturando. Aparecerán los kilovatios que hemos consumido multiplicados por el precio da cada kilovatio.

Impuestos sobre la electricidad

Es diferente al conocido IVA, este tributo es fijado por el gobierno sobre la electricidad.

Alquiler de equipos

Tendrás que hacer frente a este pago si el contador que tienes instalado en tu hogar no es de tu propiedad.

IVA

Se aplicará un 21% más sobre el precio total de la factura, es decir, una vez sumados todos los conceptos que la integran.

Otros conceptos que pueden aparecer en tu factura de la luz

Además de todos los términos que te acabamos de explicar, puede ocurrir que en ocasiones aparezcan algunos más formando parte del coste total de la factura.

Hablamos de la energía reactiva, cuyo coste quedará reflejado en nuestro recibo si se ha producido un consumo de la misma. Se aplica teniendo en cuenta la potencia contratada y su facturación está regulada por el artículo 9.3 del RD 1164/2001 del 26 de octubre.

Cambiar de compañía es posible

Como ya sabes, si no estás contento con el precio de tus facturas siempre podrás cambiarte de compañía eléctrica y además podrás hacerlo de manera sencilla.

Entra en el comparador energético de Ahorreluz y consigue las mejores ofertas con tan solo un click.

Usamos cookies propias y de terceros para ayudarte en tu navegación. Si continuas navegando consideramos que aceptas el uso de cookies. Más información.