Inicio » Blog » ¿Cómo reducir el uso de plástico en la oficina?
Reducir el uso de plastico en la oficina

¿Cómo reducir el uso de plástico en la oficina?

Los plásticos se han establecido como uno de los residuos más numerosos y perjudiciales tanto para el medioambiente como para la salud de los animales ¡e incluso la nuestra! Sin embargo, con el aumento progresivo de la concienciación sobre el peligro inherente del uso de objetos de plástico —juguetes, envoltorios, productos de higiene,…—, la sociedad y las distintas industrias han comenzado a adoptar una serie de cambios en sus hábitos de consumo y producción.

Cada vez son más habituales los envases fabricados a partir de materiales biodegradables, bolsas reutilizables de tela para hacer la compra, etc. Nosotros mismos, desde casa, podemos empezar a proteger el medioambiente de una forma tan sencilla como separando la basura correctamente para que dichos residuos plásticos puedan ser tratados y reciclados correctamente.

Consejos para reducir el plástico en el entorno laboral

Sin embargo, reducir nuestro consumo de plástico no debe ceñirse al ámbito doméstico, también debemos aplicar un cambio en los hábitos de consumo en otros entornos, como en la oficina. A continuación te ofrecemos una serie de útiles consejos para reducir de forma sencilla nuestro uso de plástico en el trabajo.

Para comenzar a reducir el uso de plástico en la oficina, puedes empezar por separar la basura gracias a distintos cubos de basura, uno para cada tipo de residuo —orgánico, vidrio, papel y plástico—. Si ya lo haces en casa ¿por qué no hacerlo también en tu entorno de trabajo? Y además, en el caso del papel, es muy sencillo reciclarlo: aprovecha al máximo todas las caras de un folio y piensate bien si es imprescindible imprimir.

Si en tu oficina sois amantes del café ¿por qué no utilizar una cafetera italiana tradicional en lugar de las máquinas de café de cápsulas? Sé que la tecnología es muy atractiva y ese tipo de ingenio, en cuestión, es muy sencillo de utilizar. Sin embargo, las cápsulas de plástico en las que viene el café son muy contaminantes al estar compuesta también por aluminio. Por ello, al ser un material compuesto, no se puede reciclar y terminan amontonándose entre las toneladas y toneladas de basura que guardan los vertederos.

Aunque preparar café en una cafetera italiana sea algo más laborioso, ¡seguro que te queda más bueno!

¿Tienes el material de oficina desperdigado por toda la mesa? No te preocupes, existe una forma muy sencilla de reutilizar objetos de plástico para reducir la contaminación al mismo tiempo que mantienes tu espacio de trabajo completamente despejado. El truco está en utilizar latas de refresco u otros envases de plástico para guardar bolígrafos, tijeras, rotuladores, etc.

Aunque también puedes optar por Handy, un conjunto de escritorio fabricado por completo a partir de materiales naturales y reciclados, como son el vidrio y el corcho. Además de ser la opción más ecológica, es la más estética.

También puedes proponer a tu empresa que siga los pasos de Volvo Cars, el fabricante de automóviles sueco. Esta compañía se ha comprometido a eliminar los plásticos de un solo —tazas de café, envases de comida,…— uso de todas sus oficinas y eventos que lleve a cabo de aquí a finales de 2019. Con estas medidas, Volvo Cars pretende ahorrar 140 toneladas de plástico y de esta forma, apoyar los esfuerzos de las Naciones Unidas para limpiar los mares.

Como ves, es tan sencillo reciclar y reducir el uso de objetos de plástico en el trabajo como en casa, lo único necesario es voluntad, realizar pequeños cambios en nuestros hábitos de consumo y seguir una serie de sencillos y prácticos consejos que pueden suponer un enorme impacto positivo en nuestro planeta.

Comparte: